Tu portal de
formación online

Infórmate
Inicio » Catálogo » Curso de Redacción Documental » Estímulos narrativos

Curso de Redacción Documental

Estímulos narrativos

Partiendo, así, de la potencialidad del lenguaje y de su capacidad para reinventar el mundo –la perspectiva individual o compartida que del mismo tenemos–, la siguiente labor que proponemos en este curso es la comprender los estímulos posibles que inician la redacción.

Realidad inmediata
Toda redacción es un camino intermedio entre la realidad inmediata a la que tenemos acceso mediante nuestros sentidos y las literaturas precedentes que documentaron antes la realidad. Se trata, por tanto, de redactar hábilmente entre lo que nosotros percibimos y lo que ya otras personas han percibido y comunicado.

De un lado, el camino que parte de nuestros propios sentidos como receptores de estímulos externos. Trataremos, así, de potenciar nuestra facultad de traducir a palabras la realidad más inmediata, esa que acabamos de ver, oír, palpar, oler o saborear.

La verdad es construida
En este punto debe tenerse en cuenta lo referido hasta ahora: no hay modo de que el lenguaje narre con precisión la realidad en su complejidad total. Pero tampoco, y esto es esencial, la sensación que recibimos (la imagen, el sonido, etc...) es una representación total de esa misma complejidad que es la realidad. De este modo no debemos vincular la descripción precisa de lo que vemos con el concepto de verdad. La verdad es construida.
Literaturas precedentes
De otro lado, destacamos también el camino de estímulos que parten, no ya de experiencias directas, sino de literaturas precedentes. En realidad, sucede que cualquier redacción depende de las literaturas a las que hayamos tenido acceso, ya que de cuánto y de qué hayamos leído depende nuestro modo de redactar.

Estamos ante una de las cuestiones teóricas más importantes que debemos comprender antes de redactar cualquier documento, ya que la mayoría de documentos oficiales tipificados se derivan, en buena parte, de documentos anteriores y no tanto de una realidad inmediata a la que hemos tenido acceso.

Ejemplo 1

Si se pretende elaborar un recurso contra una multa de tráfico, la manera en que debemos describir la situación en el momento en el que realizamos la acción presuntamente incorrecta deberá remitirse al Reglamento General de Circulación. Deberemos evitar una descripción libre basada en referencias inmediatas y optar mejor por una descripción basada en los términos que utiliza la propia ley.

Ejemplo de la experiencia propia

"El coche que me antecedía circulaba muy lentamente y, teniendo en cuenta que iba a llegar tarde a trabajar, lo adelanté, aunque para ello no tuve que alcanzar una velocidad demasiado alta."

Ejemplo de la experiencia propia narrada en términos de la ley precedente

"Circulaba por una carretera con límite de velocidad fijado en 100 km/h. Dado que el coche que me antecedía no alcanzaba la velocidad permitida, lo adelanté a una velocidad de 110 km/h. De este modo, en atención a la excepción que concede el artículo 51.1 del Reglamento General de Circulación, relativa a la posibilidad de rebasar en 20 km/h el límite de velocidad establecido para el caso de adelantamientos, considero no haber infringido el citado reglamento."

Como puede verse, en el ejemplo 1 se usa un lenguaje subjetivo, inspirado en la propia experiencia directa. En el ejemplo 2 se usa, sin embargo, un lenguaje basado en los términos propuestos por un documento anterior (el reglamento), aunque el hecho que estemos relatando refiera una experiencia propia.
Ejemplo 2

Pero también puede darse el caso por el que debamos redactar documentos basados, exclusivamente, en documentos anteriores, sin que intervenga en absoluto nuestra percepción personal.

Si debemos componer un artículo periodístico en el que deba informarse de un delito fiscal, no podremos redactarlo conforme a una percepción directa (a no ser que fuésemos testigo directos del momento en el que presunto delincuente estafó a Hacienda), sino que deberemos servirnos de otros documentos: autos, sentencias, recursos judiciales, notas de prensa del Ministerio, etc..

 

La importancia de la lectura

Debemos tener en cuenta que los ejemplos anteriores son prescindibles, puntuales, poco representativos. En realidad, las literaturas precedentes no las tomamos sólo como inspiración inmediata, sino como pilar fundamental de la formación de todo escritor. Como decíamos, la realidad siempre desborda a las posibilidades narrativas, sin embargo, leer es el único modo de manejar más posibilidades de lenguaje y, por tanto, de contar con un bagaje siempre más amplio, capaz de traducir a palabras la inmensa e inabarcable realidad. La realidad nunca se agota, pero la conoceremos, la describiremos y la transmitiremos mejor cuanto mayores sean nuestras posibilidades de codificarla en lenguaje. Por esto es necesario que nuestro lenguaje esté siempre activo, alimentado e interesado en reinventarse.

En la medida en que conocemos más representaciones del mundo, seremos capaces de que nuestra representación del mundo sea más original, más sorprendente, más capaz de afectar a más gente, sin que el lector note un regusto que le indique que esto ya lo había leído en alguna parte.

Resumiendo

Hasta aquí hemos tratado de mostrar tímidamente algo indemostrable: la infinitud del lenguaje. Hemos tratado de mostrar que el lenguaje, como la realidad, es pura experiencia. Hemos tratado de exponer que no debe recurrirse a lugares comunes planos porque el lenguaje es absolutamente maleable, se retuerce y adquiere formas siempre variadas, preparadas para dar una nueva versión de la realidad que siga manteniendo la atención del lector.

Dicho esto, lo que trataremos de mostrar en el resto del curso es que toda la creatividad a la que invita el lenguaje debe ser domada para ser transmitida. El lenguaje debe incrustarse en estructuras más o menos determinadas para ser eficaz. A partir de este momento, trataremos de ofrecer posibilidades de transmisión eficaces para este devenir inescrutable que ofrece el lenguaje libre.

 

Si desea obtener un acceso sin restricciones a los contenidos del curso de Redacción Documental y disfrutar de todas las herramientas del aula virtual (Videos explicativos streaming, acceso a los foros, chat, ejercicios resueltos, la ayuda del tutor, audioconferencia, estudio de grabación, test y actividades de autoevaluación, etc...) puede inscribirse completamente gratis y comenzar a realizar de forma inmediata el curso.
Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web y personalizar el contenido de los anuncios. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información × Cerrar