Tu portal de
formación online

Infórmate

Curso de Gestión Económica y Presupuestaria AAPP

Las leyes ordinarias

Las leyes estatales son los actos aprobados y publicados por las Cortes Generales, en quien recae la potestad legislativa del Estado. Se definen como aquéllas que, por exclusión, no son leyes orgánicas.

Las leyes, tanto estatales como autonómicas, se dirigen a la generalidad de las personas físicas y jurídicas. Entre sus principales características se hallan las siguientes:

Fuerza de ley Eficacia otorgada legalmente, de manera expresa, a los convenios y contratos, en general, que los equipara, en cuanto a ella, a la que tiene la ley como norma indeclinablemente obligatoria. Los códigos civiles suelen contener un precepto según el cual los convenios y contratos tienen fuerza de ley entre las partes que los concluyen.
Derivan de su superioridad jerárquica y funciona tanto en sentido activo, pudiendo derogar las normas posteriores que tengan un rango inferior como en sentido pasivo, al no poder ser derogadas por normas de inferior rango.
Sometimiento del Poder Judicial
La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley.
Posición subordinada jerárquicamente con respecto a la Constitución
El Tribunal Constitucional conocerá del recurso y de la cuestión de inconstitucionalidad contra Leyes, disposiciones normativas o actos con fuerza de Ley y, para apreciar la conformidad o disconformidad con la Constitución de una Ley, disposición o acto Hecho imputable a una persona, hecho subjetivo, acción, conducta, comportamiento, manifestación anímica, es decir, realización querida, o al menos previsible de un resultado exterior. con fuerza de Ley del Estado o de las Comunidades Autónomas, el Tribunal considerará, además de los preceptos constitucionales, las Leyes que, dentro del marco constitucional, se hubieran dictado para delimitar las competencias del Estado y las diferentes Comunidades Autónomas o para regular o armonizar el ejercicio de las competencias de éstas.
Legitimidad presunta de la ley
En principio, se presume que la ley es legítima en el sentido de que, salvo que se determine por parte del Tribunal Constitucional que una ley es incompatible con las diversas interpretaciones que pueden realizarse de la Constitución, la misma ha de entenderse como legítima y compatible con la misma.
Prioridad de la ley
Pudiendo extender su ámbito de aplicación a cualquier aspecto de la realidad económica o social.
Si desea obtener un acceso sin restricciones a los contenidos del curso de Gestión Económica y Presupuestaria AAPP y disfrutar de todas las herramientas del aula virtual (Videos explicativos streaming, acceso a los foros, chat, ejercicios resueltos, la ayuda del tutor, audioconferencia, estudio de grabación, test y actividades de autoevaluación, etc...) puede inscribirse completamente gratis y comenzar a realizar de forma inmediata el curso.
Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web y personalizar el contenido de los anuncios. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información × Cerrar