Entrar al aula
×

Mecanismos de defensa psicológicos

Los mecanismos de defensa (o estrategias de afrontamiento) son procesos psicológicos automáticos que protegen al individuo frente a la ansiedad y las amenazas externas (situación de conflicto) o internas (como puede ser un recuerdo desagradable). El individuo suele ser ajeno a estos procesos. Su uso reduce el incremento de emociones negativas.

Los mecanismos de defensa mediatizan la reacción del individuo ante los conflictos emocionales y ante las amenazas externas. Son funciones psíquicas reguladoras. Regulan la tensión psíquica ante un estresor manteniendo el equilibrio psicológico. 

Cuando estas técnicas son insuficientes se experimentan situaciones de estrés o respuestas de ansiedad o depresión ante el evento emocional.

Mecanismos de defensa adaptativos

Estos mecanismos permiten afrontar conflictos emocionales con un nivel de adaptación elevado en el manejo de acontecimientos estresantes. Estas defensas suelen maximizar las gratificaciones y permite tener conocimiento de las emociones y sus consecuencias. Permiten un afrontamiento eficaz de las emociones negativas.

Estos mecanismos de defensa promueven un óptimo equilibrio entre opciones conflictivas.

Afiliación 

El individuo se enfrenta a conflictos emocionales acudiendo a los demás en busca ayuda o apoyo, lo que significa compartir los problemas sin atribuirlos a los demás. El conflicto subyacente se centra en miedo al aislamiento e imperfección unido a un alto sentido de la responsabilidad. 

Tomarse algo con los compañeros de trabajo y tratar los temas relevantes del día profundizando en las emociones que se han ido experimentando con sinceridad sin miedo al rechazo. Los grupos de solución de problemas es otra alternativa
Anticipación

El individuo anticipa las consecuencias y considera de forma realista soluciones alternativas, mucho antes de que ocurran. El conflicto latente es un miedo a las amenazas repentinas y que desborden las capacidades adaptativas del sujeto. 

Una persona tiene miedo a disparar y ensaya todos los días por si un día se tiene que enfrentar con el arma. La ansiedad que experimenta con solo pensarlo la canaliza a través del control que espera tener por el tiempo que invierte en la galería de tiro.
Autoafirmación
El individuo se enfrenta a conflictos emocionales expresando directamente sus sentimientos de forma no manipuladora. Los estresores que se esconden detrás del conflicto es el miedo, la ansiedad y el cólera. Mediante este mecanismos de defensa se transforma el miedo, la ansiedad y la agresividad en expresiones socialmente aceptables. Da origen a los mecanismos de autocontrol.
Autoobservación

El individuo se enfrenta a amenazas reflexionando sobre sus propios pensamientos, sentimientos, motivaciones... y actuando de acuerdo con ellos. Uno de los conflictos que se esconde es el miedo al fracaso. 

Cuando se experimenta miedo, ansiedad, el sujeto se para a pensar en cuándo, cómo, donde y el porqué surgen esas emociones sin que ello le produzca de nuevo sentir emociones negativas.

Sentido del humor

El individuo se enfrenta a conflictos emocionales haciendo hincapié en los aspectos divertidos o irónicos de los conflictos o situaciones estresantes. Se utilizan ante estresores que denotan fracaso, pérdida o destrucción. 

Ante una situación de miedo o angustia, reírse del foco de la angustia transformando las palabras en ironía. 

Sublimación

El individuo se enfrenta a las amenazas canalizando sentimientos o impulsos potencialmente desadaptativos en comportamientos socialmente aceptables. 

Tener niveles elevados de agresividad y canalizarlos a través de deportes de contacto. 

Supresión

El individuo se enfrenta a los conflictos emocionales evitando intencionadamente pensar en problemas, deseos, sentimientos que le producen malestar. Se utiliza para mantener fuera de la conciencia hechos desagradables. Existe un bloqueo intencionado del recuerdo. 

Ante una amenaza contra la integridad física, una víctima de asalto callejero con arma blanca, evitará recordar la cara del sujeto y la navaja que llevaba que es lo que mayor impacto emocional le provoca.

Mecanismos inhibición mental 

En este nivel de mecanismos de defensa permite que ideas, sentimientos, recuerdos, deseos o temores potencialmente peligrosos se mantengan fuera de la conciencia del individuo. 

Aislamiento afectivo

El individuo se enfrenta al conflicto separando las ideas de los sentimientos originalmente asociados a ellos. El individuo aparta del componente afectivo asociado a una idea traumática, pero se mantiene apegado a sus elementos cognitivos (detalles descriptivos).

Se ve en víctimas de delitos que nos son capaces de dar un relato coherente a lo sucedido pero te saben describir perfectamente al atacante, desde el físico, tatuajes, color ojos, la ropa que llevaba, zapatos.  Puede provocar dudas en su testimonio.
Formación reactiva

El individuo se enfrenta sustituyendo los comportamientos, sentimientos, pensamientos inaceptables por otros sentimientos, pensamientos totalmente contrapuestos. Tras el mecanismos de defensa se esconden sentimientos de hostilidad e indiferencia. 

Se da en sujetos que critican el trabajo y comportamiento de otra persona y a la vez le está elogiando por lo que hace "él que hace la pelota al jefe y entre compañeros lo critica".
Intelectualización

El individuo se enfrenta a los conflictos generalizando o implicándose en pensamientos excesivamente abstractos para minimizar sentimientos que le causan malestar. Es una forma de evadir sentimientos y pensamientos inquietantes. Alcanzan un pensamiento muy abstracto con un lenguaje sofisticado para marcar diferencias con el resto de la gente. Parecen que son fríos emocionalmente. 

Ante un conflicto laboral, hacen un alegato a las causas legales del mismo, sin querer profundizar en el perjuicio que está causando en sus compañeros.
Represión

El individuo se enfrenta al conflicto expulsando de su consciencia sentimientos o deseos que le producen malestar. El componente afectivo puede mantenerse activo en la conciencia, desprendido de sus ideas asociadas. La represión se usa en muchas ocasiones para emociones dolorosas que están asociadas a acontecimientos traumáticos. Puede originarse un bloqueo del recuerdo a acontecimientos.

Mecanismos de defensa con nivel distorsión la imagen

Este nivel se caracteriza por distorsiones de la imagen de uno mismo o de los demás que pueden ser utilizadas para regular la autoestima.

Devaluación

Cuando surge el conflicto emocional, el individuo se enfrenta atribuyendo cualidades exageradamente negativas a los demás. El conflicto subyacente se basa en cualidades positivas de otro que se ven como inalcanzables. De este modo minimiza los positivo y como mecanismos de defensa maximiza lo negativo.

Constantemente realizan afirmaciones despectivas sobre los demás así y en caso de  fallar lo atribuyen a la ineptitud de los demás.

Idealización
El individuo se enfrenta a situaciones de amenaza interna o externa atribuyendo cualidades exageradamente positivas a los demás. Existe un conflicto de atribuirse cualidades negativas a uno mismo. Se ignora lo negativo de los demás y se exalta lo positivo.

Muestran un elogio exagerado hacia los demás. 
Omnipotencia
El individuo actúa ante el conflicto pensando o actuando como si dispusiera de poderes o capacidades especiales y fuera superior a los demás. Se esconde tras personas con sentimientos de inferioridad y fracaso, con expresión de una baja autoestima. Con el uso de este mecanismo hay un intento de convertir la inferioridad en sentimientos y actos de superioridad.

Mecanismos de defensa de encubrimiento emocional

Este nivel utiliza mecanismos de defensa que permiten mantener situaciones de estrés fuera de la consciencia pero sin ser  atribuidos a causas erróneas. 

Negación 

El individuo se enfrenta negándose a reconocer aspectos dolorosos de la realidad externa o de nuestro interior. Se utiliza para no afrontar una realidad muy dolorosa. Es una negación colérica de una realidad que es evidente a los demás. 

La evasión en consumo de sustancias y alcohol es una forma de afrontar situaciones dolorosas y mantenerlas ajenas a nuestra conciencia a través de la intoxicación

Proyección

El individuo se enfrenta atribuyendo incorrectamente a los demás sentimientos o pensamientos propios que le resultan inaceptables. El conflicto latente es hostilidad o actitudes inaceptables. Se refleja en conductas de referencia, perjuicio, suspicacia, injusticia.

Un individuo tiene hostilidad ante los demás pero sospecha que todos tienen hostilidad hacia él. Son de muy difícil trato ya que siempre están acusando de lo que ellos quieren reprimir.

Racionalización
El individuo se enfrenta inventando sus propias explicaciones, tranquilizadoras pero incorrectas, para encubrir verdaderas motivaciones  que rigen sus pensamientos o acciones. Es un mecanismo para contener impulsos socialmente inaceptables, en la base de una baja autoestima. Utilizar dar explicaciones falsas pero socialmente aceptables de la conducta.

Están continuamente justificándose.

Mecanismos de defensa,  acción o retirada

Este nivel se caracteriza por mecanismos de defensa que se enfrentan a amenazas de origen interno o externo mediante una acción o una retirada.

Agresión pasiva

El individuo se enfrenta con reacción agresiva interna sin que el otro llegue a percibirla, es como una máscara que esconde hostilidad y resentimiento. 

Estos sujetos se expresan mediante la inactividad, son pasivos, pero roban los méritos de otros o bien atribuyen la falta de capacidad o de no conclusión del trabajo a terceros. Ser su diana es una fuente de estrés en el trabajo, ya que, con un comportamiento pasivo y de apariencia correcta, destruyen a quién tienen a su alrededor. Camuflan sus acciones por lo que se tarda en descubrir sus artimañas.

Quejas y rechazo o ayuda

El individuo expresa quejas o peticiones de ayuda que esconden rechazo y hostilidad, y  luego se expresan con rechazo o desagrado a cualquier ofrecimiento de ayuda. El conflicto emocional que subyace es hostilidad y reproche hacia los demás. Llegan a convertir la hostilidad en victimización y generan una corriente de compasión que, cuando eres objeto de su hostilidad encubiertas, atiza a nivel emocional haciéndote culpable en muchas ocasiones. 

Retirada apática

El individuo prefiere no enfrentarse a sus emociones, simplemente se retirada sin dar muestras de cambios en sus sentimientos. Responden al conflicto con la pasividad lo que les lleva a emociones, actividades e interacciones sociales muy disminuidas. 

Cuando estas técnicas son insuficientes se experimentan situaciones de estrés o respuestas de ansiedad o depresión ante el evento emocional. Los mecanismos de defensa son parte del funcionamiento normal pero pueden llegar a convertirse en patológicos cuando se originan bajo estas condiciones:

1
Los mecanismos de defensa distorsionan la realidad. Se produce un nivel de desequilibrio defensivo, originando distorsiones psicóticas con profundas alteración de la percepción e interpretación de la realidad. 
2
Uso continuo e inapropiado de los mecanismos. Evitar hacer frente a la realidad
3
Utilizarlos como forma de suprimir las emociones
Los mecanismos defensa son inconscientes, y se encargan de minimizar las consecuencias de un evento emocionalmente intenso, y de este modo seguir funcionando con normalidad. Si autobservamos y analizamos los que cada uno de nosotros utilizamos podemos ver si nos son eficaces de lo contrario, podemos introducir otros más adaptativos.
Mecanismos de defensa o estrategias afrontamiento