Entrar al aula
×

Business Intelligence: Analítica Avanzada e Inteligencia Artificial para la toma de decisiones

10 de Mayo de 2018

Seamos conscientes o no, la inteligencia de negocios está presente en nuestras vidas, y mucho más ahora que estamos viviendo una auténtica revolución digital: la transformación digital significa que cada vez más nuestra interacción con el mundo que nos rodea está soportada por la tecnología, la cual permite aplicar analítica avanzada inteligente sobre los datos que generamos constantemente aun sin darnos cuenta.

Cada vez que navegamos por Internet, que utilizamos una aplicación en el teléfono móvil, que publicamos algo en las redes sociales, que utilizamos una pulsera de actividad, que pagamos con tarjeta de crédito, o que un sensor en una cadena de montaje registra un dato… todos estos datos son un activo que debemos, y ahora podemos, aprovechar.

Por lo tanto, el mundo del Business Intelligence está más vivo que nunca de la mano de Internet de las Cosas, las Industria 4.0, las Smart Cities… A todo ello debemos sumar las posibilidades de las tecnologías Big Data.

¿Qué se esconde detrás del término “Business Intelligence”?

Business Intelligence es el nombre genérico que le damos a todo lo relacionado con aplicar inteligencia artificial para la ayuda en la toma de decisiones.

Las decisiones en las organizaciones las toman las personas… pero desde hace mucho tiempo el espectro de datos es tan grande, que hace falta “algo más que las personas” para tomar las mejores decisiones.

Las decisiones, ya sean estratégicas o a nivel de un pequeño proyecto, ya no pueden tomarse “porque es nuestra costumbre, o porque nos apetece hacerlo de esta manera”; ese no es el mejor camino para tomar las decisiones que hagan la empresa más competitiva… al contrario, las decisiones deben basarse en datos, en el resultado del análisis inteligente de todas las variables posibles: los clientes, el mercado, los productos de la competencia, la situación económica, y cualquier otro elemento que influya en nuestro negocio.

¿Pero BI no ha sido sustituido por Big Data?

Las empresas siempre han hecho Business Intelligence, y siempre seguirán aplicando y mejorando su inteligencia de negocios… ¡porque si no, desaparecerían! Los mercados cambian, la tecnología avanza, los productos se adaptan a los consumidores… y esto es un proceso de cambio constante e infinito en el cual, quien se detenga, se quedará en el camino. Por este motivo la inteligencia de negocios está más viva que nunca; y ahora, gracias a las tecnologías Big Data, podemos enfrentarnos a la recolección, análisis y uso de todos los datos disponibles.

Las tecnologías Big Data son una nueva arma que ayudan al Business Intelligence a abrir el abanico de los datos que se pueden analizar, a la vez que se dan soluciones tecnológicas para el procesamiento de datos masivos y no estructurado, por ejemplo, el texto que escriben las personas en las redes sociales.

“¿Qué piensan de mí mis clientes?” es la pregunta que cualquier empresa sueña con poder responder para su toma de decisiones de negocio, y esto ahora es posible, como nunca lo ha sido antes.

¿Qué inteligencia de negocios podemos hacer?

El análisis de los datos más “clásico” se basaba en describir lo ocurrido, es decir, mostrar cuadros de mando (semáforos en “rojo, naranja o verde”) indicando si se estaban alcanzando ciertos objetivos de negocio… pero esto es solo una mera descripción de lo que ya ha ocurrido. Esta analítica descriptiva supuso el inicio en la analítica del negocio.

Pero además de describir lo ocurrido, se consiguió aplicar analítica diagnóstica, es decir, por qué se han obtenido esos resultados. Se asocia el comportamiento de múltiples variables (temporales, estado del mercado, comportamiento de clientes, de la competencia…) con los KPIs obtenidos (índices clave de rendimiento), de forma que ya no sólo “vemos” qué pasa, sino que podemos “entender” por qué pasa. Y tomar decisiones en consecuencia…

Y si conocemos las causas de los resultados, en función de la evolución de ciertas variables… ¿No seríamos capaces de construir modelos que hagan predicciones sobre estas variables? Y así nació la analítica predictiva, que supone la aplicación de inteligencia artificial a los negocios. Podemos construir sistemas de Business Intelligence que nos dicen qué va a pasar, por lo tanto es un arma realmente valiosa para la toma de las decisiones clave.

Y recordemos: hoy en día podemos, gracias a las tecnologías de Big Data, Machine Learning, Deep Learning, etc… construir sistemas que “entiendan” los vídeos de Youtube, los comentarios en las redes sociales, las tendencias de miles de variables (precios de productos, de acciones, datos sobre ventas de cualquier producto en cualquier parte, en cualquier momento), e incluso todo esto en tiempo real…

Pero aún más: si podemos predecir lo que va a pasar… ¿no podemos hacer sistemas de Business Intelligence que nos digan qué es lo mejor que podemos hacer? Dando paso a la analítica prescriptiva, en forma incluso de sistemas inteligentes autónomos, ¡que por ejemplo compran y venden millones de acciones en la bolsa cada día! Y además, que aprenden de sus errores y aciertos por sí mismos, con lo cual mejorarán su propia toma de decisiones día tras día, a un ritmo que para un humano sería inimaginable…

¿Cómo se relaciona BI con la inteligencia artificial?

Pues asumiendo que BI es inteligencia artificial. Business Intelligence no es una idea “antigua” por el hecho de que se haya estado haciendo durante años, al contrario, cada día está más y más vigente, y ahora mucho más potenciado por la posibilidad de construir sistemas inteligentes de apoyo a la toma de decisiones.

Se acabó el tiempo en el que los altos ejecutivos se sentaban en una mesa a hablar de sus sensaciones, intuiciones o sueños románticos… o al menos, se acabó el tiempo en el que las empresas se rigen por estos principios.

Ahora, los datos son el nuevo petróleo; nuestra conclusión debe ser que quien tiene los datos, y aplica inteligencia de negocio sobre ellos, generará el mejor conocimiento, y por lo tanto tomará las mejores decisiones.

 

Miguel Ángel Vera Mellado es experto en gestión de proyectos y transformación digital. Ha impartido formación y gestionado proyectos en múltiples entidades a lo largo de los últimos años, liderando proyectos de inteligencia de negocios y analítica avanzada bajo un enfoque ágil. Posee formación de Ingeniería Superior y Técnica, PMP, ACP, MBA e ITIL Expert.
Es autor del curso de Business Intelligence y Transformación Digital que próximamente ofreceremos en nuestro catálogo.