Entrar al aula
×

Criptomonedas. Bitcoin. Preguntas y respuestas (I)

31 de Julio de 2017

Hay una revolución en marcha. Esta revolución, que tiene varias tecnologías disruptivas implicadas, se va a llevar por delante muchos de los paradigmas que hoy día damos por hecho.

Uno de ellos está relacionado con la automoción (coches autónomos), otro con la fabricación y tareas rutinarias (y otras no tanto, robots), aprendizaje de las máquinas (machine learning) y también criptomonedas (bitcoin y otras).

Dado el interés que suscitan tanto las criptomonedas, como la tecnología que las sustenta (blockchain), me he decidido a explicar una serie de conceptos básicos en forma de preguntas y respuestas.

¿Qué es una criptomoneda?

Una criptomoneda o criptodivisa es un medio digital de intercambio. No tiene una contraparte física, o sea, no se puede ver ni tocar.

La primera criptomoneda que empezó a operar fue Bitcoin, en 2009, y desde entonces han aparecido muchas otras.

¿Qué es blockchain o cadena bloques?

Actualmente, existen numerosas clases de criptomonedas. Algunas lograrán sobrevivir, otras no. Sin embargo, el verdadero potencial es la tecnología que subyace detrás de Bitcoin, la tecnología BlockChain.

En palabras de Marc Andreessen, creador de Netscape y socio de uno de los fondos de Capital Riesgo más importantes de Silicon Valley:

“Una cadena de bloques es esencialmente solo un registro, un libro mayor de acontecimientos digitales que está “distribuido” o es compartido entre muchas partes diferentes.

Solo puede ser actualizado a partir del consenso de la mayoría de participantes del sistema y, una vez introducida, la información nunca puede ser borrada.

La cadena de bloques de Bitcoin contiene un registro certero y verificable de todas las transacciones que se han hecho en su historia.”

La Blockchain o cadena de bloques es una base de datos pública y distribuida en la cual se registran todas las transacciones.

¿Qué es el bitcoin?

El bitcoin es lo que se conoce como una criptodivisa, es decir, una codificación informática. Se trata de una secuencia de bytes, esto es, ceros y unos, que proporcionan algoritmos matemáticos y que se intercambia entre ordenadores.

El bitcoin, para entendernos, no tiene forma, no existe una moneda física con una B escrita en ella, es simplemente un archivo informático que se puede guardar en un ordenador o en un USB.

Otra de las características que definen el bitcoin es que no hay mercado regulador u organismo oficial que lo controle. Permite ser anónimo y no es trazable, es decir, no deja rastro, con lo que su uso también se ha asociado para fines ilegales.

Su misterioso origen se sitúa en 2008 de la mano de Satoshi Nakamoto, a quien recientemente la revista Newsweek dice haber encontrado en California, aunque éste lo niega repetidamente. Actualmente hay unos 11 millones de bitcoins en circulación. El sistema prevé que en 2018 o 2019 se alcance el máximo posible, que es de 21 millones.

Cada 10 minutos se emiten 25 nuevas monedas (este patrón disminuye año tras año). Por su diseño, los defensores señalan que al conocer este patrón de crecimiento se controla la inflación y destacan que se trata de una economía que se autorregula.

¿Quién creó Bitcoin?

Bitcoin es la primera implementación de un concepto conocido como "moneda criptográfica", la cual fue descrita por primera vez en 1998 por Wei Dai en la lista de correo electrónico "cypherpunks", donde propuso la idea de un nuevo tipo de dinero que utilizara la criptografía para controlar su creación y las transacciones, en lugar de que lo hiciera una autoridad centralizada.

La primera especificación del protocolo Bitcoin y la prueba de concepto la publicó Satoshi Nakamoto en el 2009, en una lista de correo electrónico. Satoshi abandonó el proyecto a finales de 2010 sin revelar mucho sobre su persona. Desde entonces, la comunidad ha crecido de forma exponencial y cuenta con numerosos desarrolladores que trabajan en el protocolo Bitcoin.

¿Quién controla la red Bitcoin?

De la misma manera que nadie controla la tecnología detrás del correo electrónico, Bitcoin tampoco tiene propietarios. Bitcoin lo controlan todos los usuarios de Bitcoin del mundo (se llaman ‘mineros’).

Bitcoin sólo puede funcionar correctamente si hay consenso entre todos los usuarios. Por lo tanto, todos los usuarios y programadores tienen un gran aliciente en proteger dicho consenso.

¿Cómo funciona Bitcoin?

Desde la perspectiva del usuario, Bitcoin no es más que una aplicación móvil o de escritorio que provee un monedero Bitcoin personal (‘wallet’) y permite al usuario enviar y recibir bitcoins con él. Así es como funciona Bitcoin para la mayoría de los usuarios.

Detrás de las cámaras, la red Bitcoin comparte una contabilidad pública llamada "blockchain". Esta contabilidad contiene cada transacción procesada, permitiendo verificar la validez de cada una. La autenticidad de cada transacción está protegida por firmas digitales correspondientes a las direcciones de envío, permitiendo a todos los usuarios tener control total al enviar Bitcoins desde sus direcciones Bitcoin (llamadas ‘wallet’ o ‘monedero’).

Además, cualquiera puede procesar una transacción usando el poder computacional de hardware especializado y conseguir una recompensa en Bitcoins por este servicio. Esto es comúnmente llamado "mining" o minería.

¿Cómo se consiguen los bitcoins?

Aunque ha cambiado desde sus orígenes, ahora se pueden conseguir bitcoins de dos maneras: participando de su creación (‘minando’) o adquiriéndolos en cualquiera de los mercados de intercambio que existen en la red.

En el primer caso, el archivo informático que crea un bitcoin se consigue resolviendo operaciones matemáticas muy complejas, por lo que se requiere mucha capacidad computacional. Es como estar en una mina, en la que los mineros van abriendo camino y cada metro ganado es un bitcoin. Es una práctica que, aunque está abierta a todo el mundo, únicamente pueden llevar a cabo personas con ordenadores muy potentes.

Lo que hacen -grosso modo- es resolver problemas matemáticos que ayudan a la red Bitcoin -conectada mediante el sistema peer-to-peer (P2P)- y por lo que reciben una recompensa en forma de esta moneda virtual.

La operación matemática que genera el bitcoin es paralelamente la que valida las transacciones. La otra manera de conseguir Bitcoins es muy común: se ofrece un bien o un servicio o se cambian por dólares o euros (o cualquier otra divisa).