El uso de la Realidad Aumentada (RA) en educación

Autor: Pepe Soriano

Las tendencias actuales de la educación hablan de tecnologías disruptivas y nuevas metodologías aplicadas en el aula. Se habla de ABP (aprendizaje basado en proyectos), gamificación, competencias, neuroeducación, m-learning, chatbots, inteligencias múltiples de Gardner…

Los alumnos de hoy son de la denominada Generación Z (Los miembros de la Generación Z son aquel grupo de personas que nacieron en torno al año 2000. Representan casi 30% de la población mundial). Se trata de una generación que consume contenidos en distintas pantallas y al mismo tiempo (multiscreen) y que usa habitualmente los teléfonos móviles.

La RA es una tecnología que puede unir y acercar a esta generación al aprendizaje a través de la motivación. Gracias a esta tecnología inmersiva podemos recrear edificios, animales o investigar por dentro de nuestro cuerpo humano para ver el funcionamiento de los diferentes órganos. También podemos crear rutas georeferenciadas sobre cualquier materia curricular: historia, lengua, matemáticas…

La Universidad de Amasya en Turquía ha creado materiales didácticos en realidad aumentada, que ayudaron a los estudiantes a aprender vocabulario. Los alumnos reportaron un aumento en la motivación, una mayor confianza en sus habilidades y una mayor satisfacción con el curso. En la Universidad de Maryland están usando la RA en las prácticas de cirugía. De esta manera se pueden ver los diferentes órganos del paciente antes de simular la intervención.

Beneficios de la RA en el aula

El uso adecuado de la realidad aumentada puede generar los siguientes efectos positivos:

  • Aumenta la motivación. Diversos estudios avalan el aumento de la motivación de los alumnos al sentirse inmersos en una experiencia innovadora, usando las TIC y con un alto impacto sensorial que genera curiosidad.
  • Facilita el aprendizaje. Gracias a la RA el alumnado puede interactuar con los objetos, verlos desde diferentes puntos de vista y esto hace que la información esté contextualizada y se materializa el proceso de aprendizaje.
  • Aumenta el ritmo de aprendizaje. Sobre todo, en los conocimientos y habilidades procedimentales.
  • Memoria. Facilita la memoria y la opción de recuperar dicha información gracias a ser una experiencia vivida en primera persona.
  • Atención. La capacidad de la RA de generar respuestas inmediatas y la sensación de inmersión tiene como efecto el incremento de la atención en los alumnos.

En la actualidad se están llevando a cabo algunos proyectos de integración de la RA en las aulas con resultados espectaculares.

Próximamente se incorporará a nuestro catálogo el curso de El uso de la Realidad Aumentada en Educación... os mantendremos informados!

Suscribete a nuestro boletín

Recibirás información detallada de nuestras ofertas, noticias, etc.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web y personalizar el contenido de los anuncios. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información