¿Pensando en contratar Moodle?

Autor: ADR Formación

Mujer valorando si elegir moodle como plataforma eLearning

Contratar una plataforma eLearning no es tarea sencilla. Si te encuentras en esta situación y estás valorando elegir Moodle para basar tu proyecto de formación online, te invitamos a continuar con la lectura de este artículo. Podrás conocer un poco más sobre este software y los aspectos más importantes a tener en cuenta para construir la plataforma eLearning que tienes en mente.

Comencemos.

Moodle es un LMS de código abierto que nace en 2002 y actualmente es una de las plataformas más utilizadas por múltiples instituciones y empresas para la impartición de cursos online a nivel mundial.

LMS de código abierto

Un LMS de código abierto se caracteriza por su gratuidad y por la posibilidad existente de modificarlo: puedes descargar el programa, instalarlo y utilizarlo. En el caso de Moodle, hay una comunidad de programadores que continúan revisando el código y ofreciendo versiones mejoradas. Gracias a la comunidad, también surgen múltiples plugins que funcionan como pequeños programas complementarios que puedes instalar sobre Moodle y amplían su funcionalidad. Como aspecto negativo, nadie se responsabiliza de los errores de código o brechas de seguridad que puedan existir.

Un perfil técnico en informática será capaz de instalar Moodle, configurarlo e instalar los plugins necesarios para que se adapte -de la mejor manera posible- a las necesidades formativas de una institución o empresa. Incluso, un programador podría modificar el código o programar un plugin para satisfacer una determinada necesidad

Esta plataforma de código abierto ampliamente utilizada en el ámbito educativo, puede resultar funcionalmente limitada en proyectos profesionales. Cuando se carece del control sobre el núcleo del programa no hay a quién recurrir cuando ocurren fallos de funcionamiento o brechas de seguridad. Además, todas las configuraciones, plugins y adaptaciones establecidas se basan en una determinada versión de Moodle. La actualización a nuevas versiones obliga a configurar de nuevo todas las adaptaciones adicionales y plugins sin la certeza de que existan incompatibilidades. En ocasiones, las organizaciones se ven obligadas a no actualizar su versión de Moodle porque el trabajo posterior para recuperar la operatividad es muy grande.

LMS (Learning Management System)

No debemos olvidar que Moodle es un LMS: se trata de un software que hay que instalarlo en un servidor de Internet para dar servicio a los usuarios.

Esta característica implica la contratación del servicio de alojamiento a una empresa externa. En este sentido, Moodle está diseñado para instalarse en LAMP (Linux, Apache, Mysql y PHP) por lo que se debe contratar un ordenador conectado a Internet en el que se instala el sistema operativo Linux, con la base de datos MYSQL, el servidor web Apache y sistema de programación PHP.  La capacidad máxima de usuarios estará limitada por el ancho de banda y por el número de usuarios máximos concurrentes que soporte el servidor Apache (por ejemplo, en un servidor 8G de memoria RAM no más de 300 usuarios simultáneos). También es importante destacar que, en la mayoría de los casos, se contrata un servidor compartido y, además, hay que gestionar las copias de seguridad.

Por lo tanto, aunque Moodle sea un LMS de código abierto, para que todo funcione adecuadamente hay que contratar el servicio de alojamiento, mantenimiento, copias de seguridad, antivirus y prevención de ataques informáticos. Por lo general, en estos servicios se contrata el “hosting”: el proveedor nos ofrece una máquina conectada a Internet (compartida o no), en la que ya han instalado LAMP y en la que nosotros instalamos nuestra Moodle, y nos preocupamos de todo lo demás (copias de seguridad, actualizaciones, antivirus, prevención de ataques). Sin lugar a dudas, es necesario contar con un perfil alto en informática para gestionar con garantías la instalación.

Si estamos pensando en una instalación que dé soporte a un pequeño número de alumnos (por ejemplo, 5000 usuarios), una solución de estas características puede ser operativa, siempre y cuando no sea crítico que de vez en cuando se produzcan pérdidas de servicio.

No obstante, si es indispensable que el servicio no se interrumpa y pueda soportar a un gran volumen de alumnos conectados simultáneamente, la instalación de un Moodle en un servidor de Internet no será suficiente. Es necesaria una infraestructura de múltiples servidores que se “escalen” y salvaguarden la conexión de los alumnos en línea cuando se produzcan picos de simultaneidad. Esta infraestructura debe estar replicada en otra empresa proveedora de servicios de Internet para que, si la primera sufre una caída, se pueda restaurar la segunda. Las configuraciones de alta disponibilidad son también de alto coste, bien se contraten externamente o bien se diseñen y mantengan con recursos propios.

Ámbito mundial

Moodle es un proyecto global que pretende ser utilizado por todos y para todos los ámbitos. Por esta causa incorpora muchas posibilidades de configuración para diseñar procesos formativos muy diferentes: cursos basados en contenidos y ejercicios, con foros, blogs, secuenciales, no secuenciales, por calendario, etcétera… 

Esta pluralidad se torna compleja a la hora de configurar la plataforma, resultando complicado adaptarla a las necesidades de determinados países o normativas que tienen que ser cubiertas con desarrollos específicos, por ejemplo la formación online bonificada en España. Por el contrario, es multi-idioma, convirtiéndose en una plataforma eLearning muy adecuada para proyectos en los que los alumnos provienen de diferentes países.

Conclusiones

Podríamos aconsejar contratar Moodle para pequeños proyectos que no requieran alta disponibilidad. En el caso de grandes proyectos que requieran alta disponibilidad es importante tener claro que, si optamos por contratar Moodle, los recursos que habrá que invertir serán muy elevados.

Ventajas

Desventajas

Se trata de un software gratuito

No es 100% gratuita, debes contratar servicios adicionales

Ofrece un gran abanico de configuraciones

No se adapta a la normativa específica de un país

Existe una gran comunidad que trabaja en su mejora

Requiere mucho mantenimiento

 

Esperamos que la lectura haya sido de utilidad y te permita valorar si las ventajas de contratar Moodle cumplen con las expectativas de tu proyecto de formación online. Si por el contrario quieres valorar otras alternativas, te invitamos a leer el artículo 18 ventajas de elegir eLysa como tu plataforma eLearning.

Sigue al día con nuestra newsletter

Indícanos los temas que más te interesan:

Política de privacidad

ADR Formación utiliza cookies propias y de terceros para fines analíticos anónimos, guardar las preferencias que selecciones y para el funcionamiento general de la página.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".

Puedes obtener más información y volver a configurar tus preferencias en cualquier momento en la Política de cookies