Menú de navegación

¿Qué es la formación bonificada para empresas?

Autor: Samuel Pérez Castillo

La formación bonificada para empresas, también conocida como formación programada, consiste en ofrecer formación para trabajadores, financiada por el crédito que se genera en FUNDAE gracias a su cotización a la Seguridad Social.

El objetivo de la formación bonificada para empresas es ayudar a desarrollar las competencias profesionales de sus trabajadores, para que puedan ejercer su actividad laboral de forma más productiva y eficiente, a través de una formación de calidad y adaptada a sus necesidades.

Formación bonificada para empresas

¿Qué es FUNDAE y cuál es su papel en la formación bonificada?

La Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (en adelante, FUNDAE) es una organización estatal cuyo objetivo es facilitar medios a las empresas para que ayuden a sus trabajadores a formarse en el ámbito laboral, a través de la gestión de fondos públicos.

FUNDAE es el organismo encargado de gestionar los créditos que las empresas generan cuando sus trabajadores cotizan a la Seguridad Social. Su labor en la sociedad resulta de gran utilidad para impulsar el desarrollo de las diferentes habilidades y destrezas que pueden demandar los puestos de trabajo.

Diferencias entre la formación bonificada y la formación subvencionada

Aunque puedan parecer sinónimos, la formación bonificada no es lo mismo que la formación subvencionada. 

La formación subvencionada es solventada por el Estado y organizada por organizaciones empresariales o sindicales, asociaciones de economía social y centros privados habilitados a tal fin. La formación va dirigida a trabajadores, autónomos o desempleados, siempre que cumplan con los requisitos de acceso exigidos. En el caso de los trabajadores por cuenta ajena, no es necesario informar a su empresa acerca de la formación subvencionada que realizarán. 

En cambio, la formación bonificada es pagada previamente por todas las empresas y los empleados a través de sus cotizaciones a la Seguridad Social en concepto de formación, y es programada por cada empresa de acuerdo a las necesidades formativas de sus trabajadores y al crédito disponible en FUNDAE. La empresa contrata al proveedor de formación bonificada que crea más conveniente, paga la formación con su dinero y, en última instancia, se bonifica el coste del curso (total o parcialmente) a través de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Formación bonificada, ¿para todas las empresas?

Todas las empresas españolas tienen derecho a otorgar formación bonificada para sus trabajadores, y para ello cuentan con un crédito anual, que variará en función de las cotizaciones que hayan realizado durante el ejercicio anterior.

Todas las empresas que cotizan por Formación Profesional, independientemente de su tamaño y fecha de creación, disponen de un crédito mínimo para formación de 420 €, con el objetivo de asegurar el acceso a la formación a trabajadores de pymes. 

Aunque las empresas son las grandes beneficiarias, las asociaciones, fundaciones y ONG´s también tienen derecho a percibir esta ayuda económica para la formación bonificada de los trabajadores que tengan contratados.

¿Quién puede hacer formación bonificada en las empresas?

En líneas generales, este tipo de formación está orientada a trabajadores por cuenta ajena que trabajan en empresas privadas, con centro de trabajo en España y que coticen a la Seguridad Social. 

También pueden realizar formación bonificada los trabajadores que se encuentren en las siguientes situaciones:

  • Que cuenten con contratos de trabajo fijos discontinuos, en sus períodos de no ocupación.
  • Que pasen a una situación de desempleo, durante el período de formación. 
  • Que se vean afectados por medidas temporales de suspensión de contrato por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, en sus períodos de suspensión de empleo.
  • Que estén de baja por enfermedad, siempre que la formación sea compatible y, en todo caso, con autorización médica.
  • Que se encuentren disfrutando de un permiso de maternidad o paternidad. En el primer caso, siempre que se disponga de autorización médica para ello.
  • Que estén en situación de excedencia por cuidado de hijos o familiares, o por ocupar un cargo público, durante el primer año.

Por el contrario, tanto funcionarios como autónomos no pueden realizar formación bonificada beneficiándose de este régimen. 

¿Cuánto puedes recuperar si realizas formación bonificada en tu empresa?

Habitualmente la formación bonificada no supone un coste económico para las empresas, siempre que el importe abonado previamente por el curso sea bonificable en las cuotas de la Seguridad Social. Para que esto ocurra, es importante tener en cuenta el importe máximo bonificable por acción formativa establecido por FUNDAE:

  • Formación presencial de nivel superior: 13 €/h por alumno
  • Formación presencial de nivel básico: 9 €/h por alumno
  • Formación online: 7, 5 €/h por alumno

De este modo, el importe máximo bonificable dependerá del coste del curso, de la duración en horas, de la modalidad de impartición y del volumen de alumnos que participen. En cualquier caso, si el importe que has pagado por la formación bonificada excede el importe máximo bonificable, hay una parte del coste que tu empresa deberá asumir. 

Otro coste que también debes tener en cuenta si tu empresa tiene una plantilla superior a 5 trabajadores es el referido a la cofinanciación privada, que es una aportación que las empresas están obligadas a realizar en la financiación de la formación.

El porcentaje de cofinanciación exigido varía según el número de trabajadores de la empresa. 

Para justificarlo, puedes tener en cuenta los costes salariales de los trabajadores, si realizan la formación bonificada en horario laboral porque se entiende que, si un trabajador se encuentra realizando una formación durante su jornada de trabajo, no está produciendo y, por lo tanto, supone un coste para tu empresa. 

¿Y qué ocurre si no has utilizado el crédito disponible en FUNDAE al finalizar el año?

Si tu empresa cuenta con más de 50 trabajadores, tienes tiempo hasta el 31 de diciembre del año en curso para utilizar el crédito disponible impartiendo formación bonificada para tus trabajadores. En caso contrario, este dinero se pierde.   Por otro lado, aquellas empresas que tienen menos de 50 trabajadores tienen permitido conservar el crédito disponible a final de año para utilizarlo a lo largo de los dos años siguientes.

El único requisito que deben cumplir para no perder este crédito es informar a FUNDAE, antes del 30 de junio del año en curso, su deseo de conservar el saldo sobrante a final de año.

Beneficios de la formación bonificada para empresas y trabajadores

¿Aún no te decides? La formación programada ofrece múltiples beneficios, tanto a las empresas como a los trabajadores, de forma que todo el mundo puede aprovechar esta ayuda. A continuación, te detallamos algunas de sus principales ventajas para que termines de convencerte:

Beneficios de la formación bonificada para las empresas:

a.  Recuperar dinero, invirtiéndolo en los trabajadores: un método para recuperar parte del dinero que los trabajadores cotizan a la Seguridad Social, es utilizando el crédito que se genera en FUNDAE como resultado de esa cotización e invirtiéndolo en la realización de cursos por parte de los empleados. Cualquier empresa que cuente con trabajadores cotizando a la Seguridad Social tiene un crédito mínimo disponible de 420€, que se va incrementando en función del número de empleados en plantilla y de cuánto se esté cotizando a la Seguridad Social. 

b. Formar a los trabajadores en competencias asociadas al puesto laboral: uno de los requisitos de FUNDAE para que la formación se pueda bonificar, es que la acción formativa guarde relación con el puesto de trabajo, de modo que ésta tenga una utilidad y aplicación real de cara a mejorar el desempeño laboral del trabajador, traduciéndose en una mayor competitividad, productividad y eficiencia. 

c. Contribuir al incremento del compromiso y motivación de los empleados: la correcta utilización del crédito disponible en FUNDAE a través de la formación bonificada en la empresa ofrece la oportunidad de potenciar las capacidades de sus trabajadores, redundando en un mayor compromiso y motivación con su puesto de trabajo.

Beneficios de la formación bonificada para el trabajador:

a.  Realizar formación sin coste económico: cuando el trabajador cumple con los requisitos de formación bonificada establecidos en la realización del curso, FUNDAE devuelve el importe de la formación a la empresa a través de los seguros sociales, utilizando el crédito que la empresa tenga disponible. Esto significa que el trabajador puede acceder a una formación de calidad que mejora sus capacidades y además, si cumple con dichos requisitos, lo puede llegar a hacer sin coste económico alguno. Gracias a esta ayuda económica, los trabajadores no tienen la necesidad de financiar con fondos propios la formación para su desarrollo profesional, lo que supone una motivación adicional para formarse. 

b. Recibir formación relacionada con el puesto de trabajo: como comentamos anteriormente, para impartir formación bonificada en la empresa, es preciso que la formación esté relacionada con el puesto de trabajo. Como resultado, se espera que al finalizar la acción formativa el trabajador adquiera unos conocimientos y habilidades que resulten aplicables en su trabajo y le permitan avanzar a nivel profesional.

c. Incrementa el sentimiento de pertenencia a la empresa: en definitiva, el crédito pertenece a la empresa y los trabajadores son quienes se benefician de la formación. Este hecho genera un vínculo empresa-trabajador, en el que la empresa aporta una ayuda utilizando los créditos, y los trabajadores se comprometen a cumplir con los requisitos de FUNDAE a la hora de realizar un correcto aprovechamiento de la formación. De este modo se potencia un sentimiento de agradecimiento hacia la empresa y, en definitiva, promueve que los trabajadores se sientan valorados y sean protagonistas de sus planes de desarrollo laboral.

¿Sabes cuánto crédito dispones para realizar formación bonificada en tu empresa?

Si te interesa conocer el crédito que tienes disponible actualmente para realizar formación bonificada en tu empresa o tienes alguna duda relacionada con la formación bonificada, puedes obtener información gratuita sin compromiso escribiéndonos a fbonificada@adrformacion.com

 

Sigue al día con nuestra newsletter

Indícanos los temas que más te interesan:
ADR Formación

ADR Formación utiliza cookies propias y de terceros para fines analíticos anónimos, guardar las preferencias que selecciones y para el funcionamiento general de la página.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".

Puedes obtener más información y volver a configurar tus preferencias en cualquier momento en la Política de cookies