Entrar al aula
×

Aspectos clave para posicionar un municipio

El diagnóstico previo

Si bien las vías de acción que podemos seguir a la hora de posicionar un municipio son muchas y muy variadas, el Diagnóstico previo de situación que hemos analizado con anterioridad, nos permitirá tener una visión profunda y real de la situación del municipio. Es por tanto una herramienta clave para identificar las fortalezas y oportunidades en relación por ejemplo, a municipios vecinos, así como las debilidades y amenazas que pueden interferir en el proceso.

El resultado de esta investigación permitirá definir con mayor claridad el tema concreto sobre el que actuar. Esto no quiere decir que no se pueda actuar sobre dos o más temas si vemos que el municipio posee la suficiente potencialidad como para enfrentarnos a su posicionamiento desde distintos frentes, siempre y cuando esto no implique quitarle fuerza y relevancia a uno en detrimento del otro.

Veamos a continuación algunos de los segmentos de demanda que pueden servir de elementos atractores recordando siempre que el diagnóstico será quien nos defina qué camino seguir.

Posibles vías de posicionamiento

Turismo

Partimos del Turismo en general considerándolo una herramienta de gestión que permite utilizar de forma eficiente los recursos disponibles a partir de su valorización.

Sabemos que el turismo puede convertirse en un importante incentivo para el desarrollo local de un municipio ya que permite dinamizar las actividades económicas que allí se desarrollen y poner en valor las particularidades culturales locales. Esto puede traducirse en posibilidades de empleo y de reactivación económica.

Patrimonio Cultural

Muchos municipios poseen un importante patrimonio cultural tangibleconstituido por monumentos, obras de la arquitectura y de la ingeniería, sitios históricos y centros industriales, zonas arqueológicas, calles, puentes, viaductos... de interés o valor relevante. e intangibleComprende las tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes. capaz de convertirse en una oferta sumamente competitiva a la hora de posicionar el municipio.

En los últimos años, el patrimonio cultural se ha convertido en un recurso estratégico para el desarrollo local. Patrimonio significa identidad y por tanto se convierte en algo único, exclusivo del municipio diferenciándolo de otros.

Posicionar el municipio en torno a este segmento tiene un doble resultado positivo. Por una parte, desde el punto de vista interno, implica la revalorización por parte de los ciudadanos, y por otro, desde el punto de vista externo, crea una imagen atractoraEs la entidad hacia la que fluyen las trayectorias de las distintas y posibles entidades dentro de los distintos sistemas. de visitantes provenientes de otros destinos.

Cultura

La cultura constituye un elemento clave para posicionar un municipio ya que se convierte en un factor diferencial de las políticas turísticas asociada como hemos visto ya al patrimonio, a las creaciones artísticas, a los eventos culturales o a todo tipo de acontecimiento relacionado con la cultura.

Hablamos de un elemento diferenciador capaz de constituirse en motor de la economía y del desarrollo de un municipio.

Las políticas urbanas de regeneración que utilizan la temática cultural como valor añadido, permiten devolver la competitividad que un municipio necesita para su posicionamiento.

La política cultural en el municipio

Te dejamos un documento La política cultural en el municipio que creemos puede ser interesante ya que recoge las ponencias recogidas por la FEMP sobre modelos de gestión cultural en los municipios.

Tanto la cultura como el patrimonio se convierten en una alternativa económica para las comunidades locales por el aprovechamiento turístico que de ellas se desprende así como por el desarrollo de los servicios que giran en torno a ellos.
Naturaleza

La naturaleza es un segmento de demanda muy específico y bien definido. Este tipo de turismo viene impulsado por la valoración de los modos de vida tradicionales la cada vez mayor conciencia ecológica y el contacto con la naturaleza.

Diputación de Cáceres

Gastronomía

La gastronomía es un factor de atracción en un destino y por tanto puede convertirse en un sector apto para el crecimiento de un municipio. Muchos turistas se trasladan a determinados lugares para degustar sus alimentos y bebidas. La gastronomía está directamente relacionada con la cultura.

La identidad de un municipio puede verse fortalecida a partir de los productos que comercializa, generando el reconocimiento del lugar a través de ellos.

 La Denominación de Origen Protegida

Una Denominación de Origen Protegida (DOP) es «un nombre que identifica un producto originario de un lugar determinado, una región o, excepcionalmente, un país cuya calidad o características se deben fundamental o exclusivamente a un medio geográfico particular, con los factores naturales y humanos inherentes a él, y cuyas fases de producción tengan lugar en su totalidad en la zona geográfica definida».

Ventajas de tener una DOP

La ventaja fundamental de la denominación de origen es que garantiza al consumidor un nivel de calidad más o menos constante y unas características específicas. A cambio, los productores obtienen una protección legal contra la producción o elaboración de tales productos en otras zonas, aunque se utilicen los mismos ingredientes y procedimientos, que les permite influir sobre el precio final de éstos. También se señala que esta figura fomenta la organización del sector productivo y facilita el acceso de productores a mercados nacionales e internacionales.

Las Indicaciones Geográficas Protegidas

Las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) como «un nombre que identifica un producto originario de un lugar determinado, una región o un país, que posea una cualidad determinada, una reputación u otra característica que pueda esencialmente atribuirse a su origen geográfico, y de cuyas fases de producción, al menos una tenga lugar en la zona geográfica definida»

Para tener derecho a una Denominación de Origen Protegida (DOP) o a una Indicación Geográfica Protegida (IGP), un producto debe ajustarse a un pliego de condiciones que deberá incluir los siguientes elementos:

  • El nombre con la denominación de origen o la indicación geográfica.
  • La descripción del producto y las principales características físicas, químicas, microbiológicas u organolépticas.
  • La delimitación de la zona geográfica.
  • Los elementos que prueban que el producto es originario de esa zona geográfica.
  • Los elementos que justifican el vínculo entre el producto y el medio geográfico.
  • La descripción del método de obtención del producto y, en su caso, los métodos locales, cabales y constantes, así como información sobre el envasado realizado en la zona geográfica delimitada para salvaguardar la calidad o garantizar el origen o asegurar el control.
  • El nombre y la dirección de las autoridades u organismos encargados de verificar el cumplimiento de lo indicado en el pliego de condiciones.
  • Cualquier norma específica de etiquetado para el producto en cuestión.
  • Posibles requisitos que deban cumplirse en virtud de disposiciones comunitarias o nacionales.

Fuente: ABC Gastronomía

Estepa es un municipio español de la provincia de Sevilla, conocida en toda España como la ciudad del mantecado (dulce típico de la gastronomía española). El inicio de la comercialización del mantecado se produjo en el siglo XIX cuando Filomena Micaela Ruiz Téllez, conocida por el apodo "La Colchona", se los diera a su marido, que era transportista desde Estepa a Córdoba, para que los vendiera en los mercados por los que pasaba. La fábrica "La Colchona" sigue actualmente comercializando estos dulces artesanos y es reconocida como "la casa más antigua de Estepa". Hoy día existen 24 fábricas de mantecados, 20 millones de kilos producidos al año y más de 2000 trabajadores locales hacen de esta industria una actividad indispensable. Las ventas rondan los 50 millones de euros y un 10% de esta facturación se genera ya en el exterior. 

Fuente:Estepa

Industria

La industria produce un efecto de arrastre que afecta a los demás sectores, convirtiéndola en una actividad puntera en lo que respecta al crecimiento de la productividad.

El impacto que las actividades industriales en los municipios puede resultar importante ya que puede convertirse en un medio para ofrecer puestos de trabajo de calidad y estables durante todo el año.

La industria que nadie esperaba (Quel, La Rioja)

Situado en la Rioja Baja, este pueblo de solo 2.000 habitantes, vivió durante años de las conservas vegetales y las mermeladas. A finales de los años noventa, con la tecnificación y sofisticación de esta industria en España, Quel, especializado antes en la fabricación de botas para la industria del vino, entró con mucho éxito en el calzado.

El Naturalista, una marca de zapatos ecológicos de culto fundada en 2003 que factura unos 30 millones de euros y vende el 90% de su producción fuera de España, en 45 países, no solo colocó su sede en el pueblo sino que tiene ahí dos fábricas donde trabajan unas 160 personas, lo que significa que una de cada cuatro familias de Quel está relacionada con la empresa. Y no solo fabrica zapatos, sino que se ha dedicado a investigar con nuevos materiales y procesos como el bambú, del que ha aprendido a extraer una fibra con propiedades antibacterianas naturales, una actividad de I+D que desarrolla en la zona.

Olaberria, Gipuzkoa El pueblo más rico de la provincia

Olaberria tiene más de 100 pymes para una población de 956 personas. La renta per capita es de 183.000 euros que la convierte en la localidad más rica de la provincia. Y la segunda de la comunidad autónoma. Algunas de sus empresas tienen, de hecho, un tamaño respetable. Es el caso de Hine, centrada en la fabricación de equipos de automatización industrial, que ha crecido mucho en los últimos años. Con cerca de 200 empleados, buena parte de ellos ingenieros, Hine exporta gran cantidad de su producción.

En un sector totalmente distinto destaca Aldanondo, una empresa quesera, que ha ido adquiriendo terceras marcas y produce variedades de quesos de denominación de origen como Idiazabal, Roncal, Arzúa-Ulloa y Tetilla. Su planta de Olaberria no solo elabora estos quesos, sino otros productos como legumbres, carne, embutidos, lácteos, hasta un total de 1.500 referencias.

Fuente: El País