Entrar al aula
×

¿Qué es el Crowdfunding?

Una primera aproximación a este fenómeno financiero tiene que ver con su novedad y su vinculación a las TICS que le otorgan una creciente importancia como fórmula de financiación. 

Wikipedia la define como ?Cooperación colectiva, llevada a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos, se suele utilizar Internet para financiar esfuerzos e iniciativas de otras personas u organizaciones?. 

Una definición más elaborada vendría a decir que el Crowdfunding es ?Una forma alternativa de financiación e intercambio, capaz de unir a través de Internet a los que buscan financiación y aquellos que buscan invertir, prestar, comprar o donar. Los creadores y emprendedores pueden hacer uso de las plataformas de financiación para ampliar el número de posibles financiadores de su proyecto, pero también para testar su producto y aprovechar las ventajas de la comunidad y la proximidad?

Ramos & González, 2015

Más allá de especificidades, la mayoría de las definiciones coinciden en los siguientes elementos:

 
Es una forma económica y eficiente de acceder al capital, especialmente para aquellos proyectos con problemas de acceso a los canales tradicionales de financiación.
 
Reduce el riesgo de inversión y proporciona métodos de financiación adaptados a una amplia variedad de proyectos y emprendimientos, lo que genera una percepción positiva del crowdfunding, convirtiéndolo en un método de financiación cada vez más atractivo en momentos de crisis financiera. 
 
Permite evitar los intermediarios financieros tradicionales y los costes asociados a estas prácticas.
 
Explota las ventajas a través de las redes sociales: las pre-ventas, las investigaciones de mercados y productos, el boca a boca para llegar en poco tiempo a un número creciente de potenciales financiadores.
 
Atrae a un nuevo perfil de financiador  poco familiarizado con fórmulas tradicionales de inversión, y al mismo tiempo,  se está perfilando como un método cada vez más apetecible para los clásicos  inversores.

Para los nuevos inversores el Crowdfunding o Financiación Participativa, va más allá de la rentabilidad, el beneficio o la adquisición de un producto. Atrae también su interés emocional, estableciendo canales de identificación con los valores y propósitos fundamentales de una plataforma o de un proyecto específico. 

Para ambos, nuevos y tradicionales, la Financiación Participativa fomenta una relación distinta entre promotores y financiadores. En muchos casos los financiadores no se limitan a aportar capital, además,  se involucran de forma más proactiva, aportan ideas y experiencias, mejorando la calidad y el atractivo. Se convierten en difusores, comunicadores, y por supuesto, consumidores del proyecto.
 
Esto rompe los roles tradicionales que financiadores, productores, distribuidores y consumidores han jugado hasta la fecha , y aparecen nuevas fórmulas mixtas que inciden tanto en la mejora de la eficiencia como en la participación.

Se trata de activar lo que Surowiecki (2004) denomina la Inteligencia Colectiva (Wisdom of the Crowd), quien sugiere que la participación de un número creciente de personas en un proyecto concreto,  mejora su eficiencia y  atractivo como proyecto participativo.

 Esta nueva racionalidad económica está generando una manera particular y muy idiosincrática en la  gestión  y  manejo de las plataformas, quedando reflejada  en las campañas que se lanzan a través de esta vía. Cada vez hay más consenso respecto a las ventajas de reforzar prácticas de eficiencia económica y participación democrática en lo que se ha dado en llamar ?Eficiencracia? (Ramos, 2014).