Entrar al aula
×

Dirección por objetivos: ¿qué es un objetivo?

Un objetivo es un resultado que se quiere lograr. Se trata del enunciado de un estado deseado normalmente relacionado con una actividad, proyecto, plan, tarea o problema.

Es importante distinguir entre lo que es un objetivo (por ejemplo: "reducir un 5 % el tiempo de espera para atender a los usuarios") y lo que es una actividad o tarea (por ejemplo: "atender a los usuarios").

En el ámbito de una Organización hay distintos niveles de objetivos:

  1. Estratégicos: afectan a toda la Organización. Son los que están orientados a cumplir la MisiónLa Misión define lo que la Organización es. Está formada por los productos o servicios que ofrece, sus clientes/usuarios y sus capacidades singulares. y la VisiónLa Visión es lo que la Organización quiere llegar a ser a medio o largo plazo. . Suelen estar orientados a conseguir unos resultados a largo plazo, con un horizonte de varios años.
  2. Operativos: afectan a las Áreas Funcionales. Por ejemplo: área de producción, área de recursos humanos...  Suelen estar orientados a conseguir unos resultados a medio o corto plazo.
  3. Específicos: afectan a las Unidades Organizativas que forman cada Área Funcional. Por ejemplo: un departamento, una sección, un equipo de trabajo... Suelen estar orientados a conseguir unos resultados a corto plazo, de carácter anual.
  4. Personales / Individuales: son los que corresponden a cada miembro de la Organización: directivo, mando intermedio o empleado. Suelen estar orientados a conseguir unos resultados a corto plazo, con un horizonte anual o inferior.
Niveles de los objetivos

Dependiendo del tipo de Organización de que se trate (empresa privada, Administración Pública...) los resultados que se pretenden conseguir pueden estar relacionados con un variado número de aspectos, por ejemplo:

 

Obtener de un determinado nivel de ventas.

 

Mejorar la prestación de un servicio público.

 

Introducir un determinado producto en el mercado.

 

Obtener una determinada rentabilidad.

 

Aumentar el número de clientes/usuarios.

 

Incrementar el nivel de satisfacción de los clientes/usuarios.

 

Aumentar la productividad.

 

Reducir determinados gastos.

 

Aumentar la producción.

 

Reducir los fallos.

 

Implantar una aplicación informática de gestión, etc.