Entrar al aula
×

Reflejos y deslumbramientos en el puesto de trabajo

Según la real academia de la lengua española, deslumbrar es ofuscar la vista o confundirla con el exceso de luz. Por otro lado, reflejo es la luz que procede de un objeto iluminado por una luz primaria.

Podemos distinguir tres tipos de deslumbramientos:

Directo
El control del deslumbramiento directo producido por las luminarias situadas en el techo de la oficina con puestos de trabajo con PVD, lo conseguiremos estableciendo un límite de 500 cd/m2 para las luminarias vistas bajo un ángulo menor a 45 grados sobre el plano horizontal, teniendo presente no sobrepasar en ningún caso las 200 cd/m2.

Por reflexión
El control del deslumbramiento causado por los reflejos se conseguirá desarrollando nuestra labor en superficies del mobiliario y elementos de trabajo de aspecto mate.
De contraste
El control del deslumbramiento a causa del contraste de luminancias se alcanzará respetando y aplicando las recomendaciones indicadas en el punto anterior.

Si nos centramos en las PVD directamente, en las cuales no se ha conseguido eliminar de forma satisfactoria los deslumbramientos causados por luminancias, reflejos y objetos cercanos, se promueve que se respeten en todo lo que pueda influir, los siguientes límites de luminancia.

Luminancia promedio del objeto: menor o igual a 200 cd/m2.
Máximo de luminancia del objeto: menor o igual a 400 cd/m2.
Si la PVD dispone de técnicas antirreflejo, se pueden admitir luminancias de hasta 1000 cd/m2.

Vamos a indicar a continuación cómo controlar el deslumbramiento relacionado con los reflejos.

CONTROL DEL DESLUMBRAMIENTO

Valorando la localización adecuada
  • Inclinando la pantalla.
  • Ajustando la altura de la pantalla.
  • Reubicando la pantalla.
Diseñando el equipo de forma correcta
  • Utilizando pantallas de contraste positivo.
  • Usando protectores antirreflejo.
  • Incorporando pantallas con viseras.
  • Incorporando pantallas planas.
Aplicando mejoras directamente sobre la iluminación
  • Sometiendo la iluminación a un rediseño.
  • Modificando la posición de las luminarias.
  • Apantallando fuentes de luz.

Con relación a los reflejos, diremos que los puestos de trabajo deberán instalarse de tal forma que las fuentes de luz, tales como ventanas y otras aberturas, los tabiques transparentes o translúcidos y los equipos o tabiques de color claro no provoquen deslumbramiento directo ni produzcan reflejos molestos en la pantalla.

Las ventanas deberán ir equipadas con un dispositivo de cobertura adecuado y regulable para atenuar la luz del día que ilumine el puesto de trabajo.