Entrar al aula
×

Accesibilidad: dificultades en desplazamientos interiores

Exceso de mobiliario u otros elementos que entorpecen el paso
Aparte de los elementos fijos de la vivienda, hay espacios que pueden quedar ocupados por mobiliario y objetos acumulados que entorpecen la movilidad y la circulación por el interior de la vivienda.
Pasillos y espacios de paso demasiado estrechos
Las personas que usan silla de ruedas o andadores tienen problemas en los pasillos angostos, ya que no hay suficiente espacio de maniobra para acceder a las estancias de la casa.
Puertas con anchura insuficiente, sentido de apertura inadecuado o mecanismos de apertura y cierre difíciles de accionar
En edificaciones antiguas las puertas de los cuartos de baño suelen ser las más estrechas de la vivienda, generando dificultades e incluso imposibilitando el acceso. En caso de abrirse la puerta hacia adentro, puede dificultar el auxilio del usuario en caso de caída.
Mala iluminación
 La insuficiencia de la iluminación o los reflejos y deslumbramientos pueden ser causa de caídas o dificultar actividades y movimientos que necesiten precisión.
Pequeños desniveles
Escalones aislados, travesaños inferiores en las puertas y juntas del pavimento irregulares pueden plantear problemas a las personas en silla de ruedas, con discapacidad visual o con dificultades para andar.
Grandes desniveles
Escaleras muy empinadas, irregulares o sin pasamanos. En las viviendas unifamiliares de más de una planta normalmente la escalera es la única manera de acceder a la planta superior y en muchos casos no hay dormitorio o baño completo en el nivel inferior.
Espacio insuficiente entre los elementos de la cocina o baño
Con frecuencia, los cuartos de baño son pequeños y los sanitarios están colocados, de manera que no dejan espacio de maniobra.