Menú de navegación

La estimulación cognitiva consiste en la aplicación de distintas técnicas que tienen por objetivo activar, ejercitar y entrenar las capacidades y funciones cognitivas. Este entrenamiento se lleva a cabo a través de actividades y tareas dirigidas a preservar las capacidades y a la vez mejorar la autoestima, la afectividad, y como consecuencia, los cambios conductuales. Generalmente, cuando se realizan actividades de estimulación cognitiva se trabajan varias áreas a la vez, por lo que el impacto para la persona con Alzheimer es muy significativo.

Cuando nos referimos a capacidades cognitivas nos referimos a habilidades relacionadas con el funcionamiento cerebral y el procesamiento de la información.

En los primeros estadios de la enfermedad, se produce un deterioro de las funciones de la memoria viso-espacial, y audioverbal, además de afectar a las capacidades de síntesis, deducción y razonamiento.

Se ha demostrado que las personas que se encuentran en las fases 1 y 2 (leve y moderada) son capaces de adquirir nuevos conocimientos, pueden aprender y generar nuevas conexiones neuronales, aunque de una forma limitada.

Ese límite, única y exclusivamente lo marcan las características cerebrales de la persona, previas al desarrollo de la demencia, así como la progresión y el ritmo en el avance de la enfermedad.

Al llegar a una fase avanzada, la incapacidad del cerebro por generar nuevas conexiones hace que la plasticidad del cerebro se vea interrumpida. 

Las investigaciones científicas han puesto de manifiesto que la evaluación de la plasticidad cognitiva (la capacidad del cerebro para establecer nuevas conexiones neuronales) sirve para:

  1. Detectar el deterioro cognitivo temprano sirve como instrumento diagnóstico.
  2. Estimar el potencial de rehabilitación cognitiva en personas mayores.

Por lo tanto, siguiendo los resultados de las investigaciones se puede afirmar que el entrenamiento cognitivo es una herramienta paliativa en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer. Si bien no es posible curar la enfermedad, sí es posible aumentar esa reserva de capacidades en los pacientes. Por el contrario, los pacientes que no practican actividades de psico estimulación tienen un deterioro cognitivo mayor, y un avance de la enfermedad más rápido.

Objetivos de la estimulación cognitiva en personas con Alzheimer

  • Trabajar la reserva de habilidades que aún se mantienen (reserva de capacidades).
  • Mantener las capacidades durante el mayor tiempo posible.
  • Mejorar situaciones provocadas por la disminución de las habilidades.
  • Ejemplo: dificultades durante el vestido debido a los problemas de identificación de prendas de ropa, así como su elección de acuerdo con la temperatura.
  • Fomentar la autonomía de la persona.
  • Mejorar la autoestima y la afectividad, repercutiendo en la situación psicológica y la conducta de la persona con Alzheimer.
  • Evitar el aislamiento.
Es conveniente involucrar a familiares o personas cercanas a la persona en algunas de las actividades de estimulación cognitiva.
La aplicación de un programa de estimulación cognitiva en fases tempranas permite mantener las capacidades durante mayor tiempo, y, por lo tanto, aminorar el ritmo de evolución de la enfermedad.

Estimulación cognitiva - 5

Está demostrado a través de diversos estudios, que los pacientes que no practican actividades de psico estimulación tienen un deterioro cognitivo mayor, y un avance más rápido de la enfermedad. 

Posibles resultados en Estimulación Cognitiva

  1. La estimulación cognitiva está indicada en personas con una afectación leve o moderada (fase I y II).
  2. Los resultados varían según las características de cada persona por lo que siempre se deben fijar objetivos realistas y alcanzables 
  3. Los resultados se encuentran condicionados por el momento en que comienza el trabajo de estimulación (fase de la enfermedad) y el desarrollo mental previo de la persona.
  • Cuantas más capacidades mentales existen, más tiempo se tarda en perderlas.
  • A mayor desarrollo cerebral previo, evolución más lenta de la enfermedad.
Se cree que las personas que hablan varios idiomas, y que tienen hábitos relacionados con el trabajo intelectual (como leer o tocar algún instrumento) tienen menos posibilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Con tal de que las actividades de estimulación cognitiva sean efectivas, es necesario analizar la fase en la que se encuentra (nivel de afectación), conocer la situación cognitiva de la persona, fijar objetivos realistas y asumibles y planificar la intervención.

 

Estimulación cognitiva

 

Estimulación cognitiva - 2

 

Estimulación cognitiva - 3
Ejemplo de planificación de lunes a viernes.

 

Estimulación cognitiva - 4
Ejemplo de planificación de lunes a sábado.
Estimulación cognitiva

Indicaciones generales

  • Conocer el nivel cognitivo de la persona a través del uso de escalas de valoración.
  • Identificar sus aficiones y preferencias personales, así como actividades y temas de interés.
  • Realizar una planificación personalizada semanal en función de la disponibilidad de la persona cuidadora principal o persona encargada de las actividades de estimulación.
  • Fijar objetivos realistas y modificables, adaptados según la evolución de la enfermedad y su grado de afectación.
  • Iniciar y finalizar la sesión de estimulación con actividades de motivación que promuevan una sensación de bienestar y faciliten la participación de la persona en actividades futuras. Pueden utilizarse todos aquellos recursos que despierten su interés y satisfacción. 
Sudokus, crucigramas, sopa de letras o vídeos cortos relacionados con aficiones o intereses.  Los vídeos se emplean como punto de partida y entablar conversaciones referentes al tema visualizado, realizando preguntas sobre aquello que sucede en el vídeo.
  • Plantear actividades con dificultad creciente, ofreciendo tareas sencillas de realizar que sean alcanzables por la persona. Se debe aumentar la dificultad de manera gradual hasta conseguir un acercamiento real de las capacidades cognitivas que se conservan y, posteriormente, trabajar sobre ellas. 

Indicaciones generales

Estimulación por áreas

Memoria

La memoria se puede trabajar a través de fichas y actividades de estimulación cognitiva de memoria a corto plazo o a largo plazo (episódica y semántica).

Las actividades para trabajar la memoria semántica pueden contener:

  • Leer una serie de números una sola vez y recordarlos a continuación en el mismo orden. Se puede realizar varias veces para comprobar la curva de aprendizaje.
  • Observar durante 2 minutos una imagen desconocida y posteriormente tratar de recordar 10 cosas de esta.
  • Observar una lista de elementos y, después, tratar de recordar todos los elementos.
  • Leer un breve texto desconocido y posteriormente, escribir lo que se recuerde sobre lo leído.
  • Aprender una cadena de gestos.

Las actividades para trabajar la memoria episódica pueden contener:

  • Actividades relacionadas con la autobiografía y experiencias personales.

Las actividades para trabajar la memoria semántica pueden contener:

  • Nombrar todas las palabras de una categoría, por ejemplo, animales.
  • Sinónimos y antónimos.
  • Escritura libre.
  • Descripción de imágenes.

Atención

La atención se puede trabajar a través de fichas y actividades de estimulación cognitiva de la atención sostenida, dividida y focalizada y selectiva.

Las actividades para trabajar la atención sostenida pueden contener:

  • Tachado. Ejemplo: tachar o pintar todas las" A" del texto.
  • Decir «sí» o «no» cada vez que aparezca un objeto, por ejemplo, viendo la televisión.
  • Observar un vídeo de larga duración.
  • Pintar un dibujo según un patrón de números/ color.

Las actividades para trabajar la atención dividida pueden contener:

  • Tachar todas las vocales que vea en un texto mientras cuenta los golpes que el examinador realiza con el lápiz.
  • Contar todos los niños y coches que hay en una imagen.
  • Unir con una línea, números y meses a la vez.
  • Observar que hacen dos personas a la vez en una misma habitación.

Las actividades para trabajar la atención focalizada y selectiva pueden contener:

  • Búsqueda de símbolos.
  • Señalar todos los dibujos que tengan una forma concreta.
  • Buscar un estímulo determinado entre otros similares (distractores).
  • Identificar cada símbolo con el mismo número con el que aparece en el ejemplo.
  • Sopa de letras.
  • Encontrar una serie de palabras inmersas en un conjunto de letras desconocidas.
  • Lectura.
  • Formar palabras.
  • Formas palabras con las letras presentadas anteriormente de manera intermitente.
  • Rastreo y búsqueda visual.
  • Buscar las diferencias entre dos imágenes.
  • Laberintos.
  • Descubrir el camino que une el punto de salida con el de llegada.

Orientación


La orientación se puede trabajar a través de fichas y actividades de estimulación cognitiva de orientación temporal, espacial y personal.

Las actividades para trabajar la orientación pueden contener tareas relacionadas con:

  • Horario
  • Día de la semana
  • Mes
  • Estación del año
  • Nombre propio
  • Edad
  • Año de nacimiento
  • Nombre de familiares y entorno más cercano
  • Ciudad 
  • País
  • Estancias de la casa
  • Proximidad o lejanía 

Cálculo


El cálculo y la lógica se pueden trabajar a través de fichas y actividades de estimulación cognitiva de reconocimiento de números y operaciones matemáticas y problemas.

Las actividades para trabajar el cálculo y la lógica pueden contener:

  • Identificación de números.
  • Secuencias.
  • Operaciones.

Gnosias

Las gnosias se pueden trabajar a través de fichas y actividades de estimulación cognitiva de reconocimiento de estímulos visuales, auditivos y táctiles, además del reconocimiento y denominación de objetos.

Estas actividades pueden contener tareas de:

  • Reconocimiento del esquema corporal.
  • Reconocer los colores y las formas.
  • Pintar dibujos bajo unas pautas específicas. Ejemplo: las formas que contienen el número 1 se pintan de azul, el número 2 de rojo, el número 3 de verde, etc.
  • Reconocimiento de objetos.
  • Reconocimiento de olores.
  • Reconocimiento de caras.
  • Poner la hora en relojes.
  • Reconocer siluetas.

Praxias

Las praxias se pueden trabajar a través de fichas y actividades de estimulación cognitiva dirigidas a la ejecución de movimientos voluntarios.

Las actividades para trabajar las praxias pueden contener:

  • Copia de dibujos simétricos.
  • Unión de puntos.
  • Imitación de gestos.
  • Completar dibujos.
  • Manualidades que conlleven acciones como pintar, recortar o pegar.

Lenguaje

El lenguaje se puede trabajar a través de fichas y actividades de estimulación cognitiva dirigidas al mantenimiento de las capacidades relacionadas con la expresión verbal, la lectura, la escritura, la comprensión verbal y escrita y el razonamiento.

Las actividades relacionadas con el lenguaje pueden incluir:

  • Decir palabras que empiecen por una letra concreta, una silaba, que comiencen y acaben por la misma letra, que tengan más de 10 letras, etc.
  • Sinónimos y antónimos.
  • Construir palabras a través de las letras de otra palabra, sin añadir letras nuevas. 
  • Construcción de frases.
  • Definiciones de palabras y objetos.
  • Debates orales.
  • Inventar historias.
  • Palabras que rimen.
  • Ordenar palabras y frases.
  • Realizar los ejercicios anteriores de manera oral.
  • Denominación de objetos.
  • Contar historias y que te explique el significado.
  • Explicación de refranes.
  • Explicación de los usos de ciertos objetos, señales, etc.
  • Realizar una serie de órdenes orales y escritas.
  • Completar textos.
  • Contar historias y que te explique el significado.
  • Explicación de refranes.
  • Explicación de los usos de ciertos objetos, señales, etc.
  • Realizar una serie de órdenes orales y escritas.
  • Completar textos.

Recursos variados

A continuación, se presentan un conjunto de recursos variados disponibles en el mercado. Algunos de ellos están directamente específicamente diseñados para la estimulación de las distintas áreas cerebrales afectadas por la enfermedad de Alzheimer, otros, sin embargo, pueden emplearse para el trabajo de tipo cognitivo de personas con demencia pese a no haber sido diseñados específicamente para ello.

Pautas de selección de recursos

  • Es importante identificar las características, necesidades y afectaciones de la persona con Alzheimer de manera individualizada con tal de realizar una selección adecuada de los recursos que se pretenden utilizar.
  • Se debe trabajar partiendo de la reserva cognitiva de la persona, procurando crear actividades que tengan como punto de partida los intereses de la persona con Alzheimer.
  • Deberá partirse de objetivos simples y actividades asequibles para, posteriormente, incrementar la dificultad si fuera posible.
  • La modificación y adaptación continua son necesarias en el trabajo de estimulación cognitiva.
  • Se recomienda emplear recursos diversos que favorezcan la participación e interés de la persona.

Algunos recursos variados disponibles en el mercado actual

Cuadernos de ejercicios:

  • Rubio
  • Esteve
  • Consorci Sanitari Integral (CSI)

Aplicaciones:

  • CogniFit
  • Lumosity
  • Elevate Brain Training
  • NeuroNation

Programas:

  • Programa de activación cognitiva integral en personas con demencia tipo Alzheimer (PACID)
  • NeuroUP
  • Kwido
  • Mementia

Otro tipo de recursos:

  • Fichas, cuadernos, aplicaciones y programas infantiles.
Ver Actividad Selección de recursos

Ejemplos prácticos

El alumnado puede consultar los documentos elaborados por el equipo docente en la solapa Recursos Unidad 8, mediante los cuales se presentan algunos ejemplos de fichas básicas de trabajo cognitivo en distintas áreas.

Estas fichas están dirigidas a personas con una afectación de Alzheimer en fase moderada, pensando en un nivel de dificultad bajo que pueda incrementarse con pequeños cambios.

Para facilitar su comprensión, en el apartado de estimulación de la memoria se han introducido algunas pautas que faciliten la modificación de estas.

Las actividades relacionadas con la memoria habitualmente generan una mayor dificultad en personas con Alzheimer, provocando en muchas ocasiones situaciones de agobio, estrés y malestar personal motivado por la percepción negativa de sí mismos al encontrar dificultades para la realización de las distintas tareas.

No es posible obviar que, la alteración en la memoria es una de las manifestaciones más significativas de la enfermedad y una de las que más alteraciones psicológicas y emocionales conlleva para las personas afectadas.

Por otro lado, es importante considerar el trabajo de estimulación individualizado ya que la afectación y la evolución de la enfermedad se produce en cada persona de manera distinta.

 

Esta píldora formativa está extraída del Curso online de Alzheimer: Atención Integral.

¿Te gusta el contenido de esta píldora de conocimiento?

No pierdas tu oportunidad y ¡continúa aprendiendo!

ADR Formación

ADR Formación utiliza cookies propias y de terceros para fines analíticos anónimos, guardar las preferencias que selecciones y para el funcionamiento general de la página.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".

Puedes obtener más información y volver a configurar tus preferencias en cualquier momento en la Política de cookies