Tu portal de
formación online
United States

Infórmate

Curso de Atención al Paciente I

EL PACIENTE.



Legislación.

    Definición: Paciente: "la persona que requiere asistencia sanitaria y está sometida a cuidados profesionales para el mantenimiento o recuperación de su salud”

    La tendencia de las organizaciones sanitarias a centrarse en el paciente viene recogida como una exigencia desde hace años en diversos foros internacionales, partiendo de la Declaración Universal de los derechos humanos de 1948, donde se refleja la preocupación por el hombre y su salud, y que es tenida muy en cuenta a la hora de redactar la Declaración sobre la promoción de los derechos de los pacientes en Europa, promovida en 1994 por la Organización Mundial de la Salud. Tanto el Consejo de Europa como la Constitución Española en su art. 43 reflejan aspectos relacionados con la salud.

    En todas estas instituciones, declaraciones, legislaciones y demás actuaciones hay un hilo conductor que refleja una voluntad inequívoca de humanizar los servicios sanitarios, algo que es indispensable hoy en día.

    El camino emprendido por diversas organizaciones internacionales derivo en el año 1986 en la Ley General de Sanidad, donde se van concretando la importancia del paciente como eje del sistema sanitario.

    El 14 de noviembre de 2002, recopilando muchos de los aspectos anteriormente nombrados, se crea la ley 41/2002 reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.

    Esta ley tiene por objeto la regulación de los derechos y obligaciones de los pacientes, usuarios y profesionales, así como de los centros y servicios sanitarios, públicos y privados, en materia de autonomía del paciente, información y documentación clínica.

    No vamos a extendernos en la explicación de la ley artículo por artículo, aunque es de suma importancia que todo aquel que esté relacionado con el ámbito sanitario, trabajadores, pacientes, colaboradores, etc. la lean y conozcan. Para ello la indicamos como documento adjunto al presente curso, en el apartado recursos.

    Si nos gustaría exponer los principios en los que se basa, reflejados en el artículo 2, para tener una idea aproximada sobre cuál fue la intención al elaborar esta ley.

  1. La dignidad de la persona humana, el respeto a la autonomía de su voluntad y a su intimidad orientarán toda la actividad encaminada a obtener, utilizar, archivar, custodiar y transmitir la información y la documentación clínica.
  2. Toda actuación en el ámbito de la sanidad requiere, con carácter general, el previo consentimiento de los pacientes o usuarios. El consentimiento, que debe obtenerse después de que el paciente reciba una información adecuada, se hará por escrito en los supuestos previstos en la Ley.
  3. El paciente o usuario tiene derecho a decidir libremente, después de recibir la información adecuada, entre las opciones clínicas disponibles.
  4. Todo paciente o usuario tiene derecho a negarse al tratamiento, excepto en los casos determinados en la Ley. Su negativa al tratamiento constará por escrito.
  5. Los pacientes o usuarios tienen el deber de facilitar los datos sobre su estado físico o sobre su salud de manera leal y verdadera, así como el de colaborar en su obtención, especialmente cuando sean necesarios por razones de interés público o con motivo de la asistencia sanitaria.
  6. Todo profesional que interviene en la actividad asistencial está obligado no sólo a la correcta prestación de sus técnicas, sino al cumplimiento de los deberes de información y de documentación clínica, y al respeto de las decisiones adoptadas libre y voluntariamente por el paciente.
  7. La persona que elabore o tenga acceso a la información y la documentación clínica está obligada a guardar la reserva debida.

 

    Como acabamos de leer, el paciente es el centro del sistema sanitario y eso es lo que la organización ha de buscar por todos los medios.



El paciente.

    Como hemos visto en el apartado anterior, es indudable la importancia que tiene y tendrá el paciente o usuario dentro del ámbito sanitario, por lo que nos gustaría saber un poco más acerca de esta figura, para lo cual nos basaremos en datos extraídos de la encuesta “El paciente en España, Mapa nacional de asociaciones de pacientes” en los que encontramos encuestas a pacientes, familiares y datos aportados por más de 700 asociaciones de pacientes que existen en España.

    En el presente informe se reitera la importancia genérica y especialmente relacionada con la administración que están tomando los pacientes, no solo en España, sino a nivel Europeo.

    Se destaca la necesidad de tener pacientes informados, algo que reclaman todas las asociaciones, no solo informando de la enfermedad, sino desarrollando programas educativos en todos los ámbitos, con la intención de que cualquier ciudadano que en un momento dado se convierta en paciente, sepa qué hacer. Se ha demostrado que un paciente informado aporta muchos beneficios, como una mayor colaboración con el personal sanitario, un mejor seguimiento del tratamiento, un entendimiento correcto de lo que el médico, enfermeras y demás trabajadores le indican, asumirá mejor cómo afrontar su problema sanitario… Además hay que tener en cuenta que la demanda de información es creciente, algo a lo que internet esta colaborando, no siempre de forma satisfactoria.

    Hemos de pensar que todos nosotros en algún momento de nuestra vida hemos sido o seremos pacientes, y que, para hacernos una idea, se calcula que en España, unos 19 millones de personas aproximadamente padecen enfermedades crónicas, aunque muchos de ellos no reciben nunca tratamiento, como pueden ser enfermedades alérgicas, hipertensión arterial, depresiones, etc. Un ejemplo genérico del paciente crónico en España sería una mujer mayor de 65 años, con bajo nivel de estudios, jubilada o ama de casa. Esto tiene mucho que ver con el envejecimiento de la población, que afecta de manera muy importante al sistema sanitario y por defecto, a lo relacionado con la atención al paciente.

    Por otro lado las patologías que más se dan son la artrosis y problemas reumáticos, la hipertensión arterial, problemas cardiovasculares, la diabetes y el colesterol elevado.

    Entre los aspectos que nos gustaría destacar encontramos que el paciente cree conocer bien o muy bien su enfermedad, gracias principalmente a la información aportada por el médico y el personal sanitario, aunque crece de forma alarmante la proveniente de amigos, familiares e internet u otros medios de comunicación. Por ello es preciso que la atención al paciente y la comunicación con el mismo sean cada vez mejores, dado que se ha demostrado que es un factor muy importante para la mejora del enfermo.



Si desea obtener un acceso sin restricciones a los contenidos del curso de Atención al Paciente I y disfrutar de todas las herramientas del aula virtual (Videos explicativos streaming, acceso a los foros, chat, ejercicios resueltos, la ayuda del tutor, audioconferencia, estudio de grabación, test y actividades de autoevaluación, etc...) puede inscribirse completamente gratis y comenzar a realizar de forma inmediata el curso.