Tu portal de
formación online
United States

Infórmate
Inicio » Catálogo » Curso de Comunicación Eficaz » COMUNICACIÓN, ANTECEDENTES Y ASPECTOS GENERALES.

Curso de Comunicación Eficaz

COMUNICACIÓN, ANTECEDENTES Y ASPECTOS GENERALES.



ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA COMUNICACIÓN.



LA PREHISTORIA.

    Existen muchas teorías sobre dónde comienza y acaba la prehistoria, e incluso si hay que llamarla así o simplemente historia. Muchos autores determinan que se trata del periodo comprendido desde la aparición del primer ser humano hasta la invención de la escritura, hace aproximadamente 5.000 años a.C. Tengamos en cuenta que la seguridad sobre esto no es muy elevada ya que, por ejemplo, la aparición de la escritura no se da a la vez en todo el planeta.

    Hay autores que centran lo que hoy denominamos historia con la aparición del estado y otros se decantan por una mayor estructuración social, relacionada con la jerarquización de la vida social, el aumento del comercio, modificación importante del medio…

                                   

    De todo lo indicado anteriormente nos gustaría indicar un dato genérico: se estima que desde la aparición del hombre, el 99% de su existencia ha transcurrido en la prehistoria, y un 1% en la historia.

    En un principio, las sociedades humanas estaban organizadas centrándose en la cooperación, encontrando diversos tipos de homínidos, los Homo Habilis, hace 2.500.000 de años, los Homo Erectus, hace 400.000 años, el Neandertal (Homo Sapiens) hace entre 130.000 y 80.000 mil años, y el hombre del Cromañón (Homo Sapiens Sapiens), que compartió existencia con el Neandertal, y empezó a dedicarse a la agricultura y domesticación de animales, hasta hace 5.000 años.

    En relación con la comunicación nos gustaría exponer que existió la Era de los signos y señales, la Era del habla y el lenguaje, y la Era de la escritura (comienzo de la historia).

                                   

    La Era de los signos y señales comenzó con los prehomínidos, que se interrelacionan entre sí utilizando una comunicación primitiva basada en los instintos y el aprendizaje comunicativo mínimo. Poco a poco la comunicación basada en el instinto perderá terreno ante el conocimiento comunicativo aprendido, usado cada vez más en las relaciones usuales.

    La Era del habla y el lenguaje se relaciona con el hombre del Cromañón, generalizándose el uso del lenguaje hace unos 35.000 años, produciéndose de esta forma una evolución cada vez mayor en el hombre, desarrollándose como hemos indicado anteriormente la agricultura.

   La Era de la escritura, hace unos 5.000 años a.C. apoya el desarrollo agrícola y potencia otras partes de la economía y las relaciones humanas.

                                   



LA HISTORIA.

    Como hemos indicado al principio, la historia propiamente dicha comienza hace aproximadamente 5.000 años a.C. con la aparición de la escritura. La exactitud es imposible, ya que su aparición varía dependiendo de la parte del mundo de la que hablemos.

    Se utilizaba un sistema de fichas de arcilla, yeso, piedra o betún con formas geométricas que eran usadas para contar. Tener estas fichas otorgaba estatus social y en muchos casos eran heredadas.

    Se considera que la primera escritura occidental es la Cuneiforme, que nace en Mesopotamia aproximadamente en el año 3.000 a.C. Eran tablas de arcilla en las que se escribía con un punzón. Lo que inicialmente eran pictogramas se fueron transformando posteriormente en ideogramas.

                               

    Hay cambios muy importantes que es preciso remarcar, como el relevo de la escritura en piedra por la escritura en papiro, auspiciada por los egipcios, que supuso una revolución que generó modificaciones sociales, jerárquicas y económicas, pudiendo acelerar todo.

    Pensemos que durante esta época se produjo un fuerte crecimiento de las ciudades que normalmente se creaban cerca de los ríos, desde Egipto hasta China, pasando por Mesopotamia o India. Ante el crecimiento que se producía era necesario un sistema de comunicación más eficaz que los anteriores, desarrollándose rápidamente tanto la escritura, como la mejora y eficacia de los transportes.

    Los valores también cambian y, sobre el año 1.500 a.C. aparece el alfabeto gracias a los fenicios, apoyando la expansión de la escritura que utilizaba el mar como medio por el cual llegar de unos hombres a otros. Recordemos que actualmente nos basamos en el alfabeto griego. Socialmente nacen las religiones monoteístas (cristianismo, judaísmo, islamismo), perdiendo fuerza la creencia de que el origen de la vida estaba relacionado con la mujer. Desarrollándose por otro lado y gracias a los griegos todo lo relacionado con la razón y la abstracción.

                                   

    El alfabeto promueve lo que podríamos denominar como el pensamiento culto actual, ofreciendo la opción de transmitir la cultura a gran escala, así como de una forma más fluida y con más contenidos. La manera de pensar también cambia, apareciendo conceptos como la intelectualidad.



La Edad Media.

    Pasamos ahora a otro momento muy interesante en relación con la comunicación: la Edad Media. Todo giraba alrededor de Dios y la Iglesia, que controlaba la vida social, civil y tenía mucha influencia en la economía, política, temas militares, etc.

    Destacamos dos instituciones: por una parte, El concilio de Clermont, centrado en la gestión de la monogamia y las Cruzadas y, por otro lado, la conocida como Inquisición, cuya finalidad era defender a toda cosa la religión cristiana.

    Las vías de comunicación terrestre eran de la época de los romanos, anticuadas y poco transitadas, y navegar por el mar era peligroso a causa de los piratas y musulmanes, por lo que la mayor parte de la gente viajaba muy poco o nada. Por todo esto, acudir a la iglesia o a las ferias y mercados era la forma más común de relación social y comunicación.

                           

    El analfabetismo era la norma, a excepción de algunos miembros de la iglesia, que poseía libros, pinturas, esculturas y, en general, todo lo relacionado con la cultura. Por todo esto, la comunicación verbal y la basada en iconos son las más utilizadas. Juglares y trovadores son muy conocidos y apreciados, evolucionando hacia una literatura oral que finalmente se reflejará en sermones (tanto en la iglesia como fuera de ella) escritos en latín y adaptados a la lengua de las personas que los escuchaban por parte de curas y monjes. Se solían exponer Ejemplos de los sermones basados en santos o acontecimientos religiosos, finalizando muchas veces con sentencias, que resumían la idea con la que todo el mundo debía quedarse.

                           

    A medida que se perfeccionan los sermones se utilizan, sobre todo a partir del siglo XIII con las órdenes mendicantes, los gestos para hacer más impactantes sus palabras, provocando que la reacción de los que escuchan sea más acorde con las intenciones del cura o monje que ofrecía el sermón. También en esta época son muy populares los Dramas Sacros, obras teatrales religiosas con mucha aceptación entre los habitantes de las ciudades principalmente, que cada vez eran más.

    La lengua escrita era patrimonio absoluto de la Iglesia. Los monjes aprendían a leer y escribir copiando a mano los libros que pasaban de un monasterio a otro, ya que esta era la única forma.

    Poco a poco, y sobre todo a partir del siglo XIII, la burguesía creciente por el aumento del comercio demanda esos conocimientos que solo poseía la Iglesia, por lo que se empiezan a crear universidades, encontrando libros no solamente en los monasterios.

                           



El renacimiento, La imprenta.

    A partir del siglo XV consideramos que nos encontramos en el renacimiento, periodo en el cual se produjeron muchas revoluciones que influyen de forma decisiva en relación con la comunicación, siendo la más importante la aparición de la imprenta. Como acontecimientos principales en esta época destacamos las guerras religiosas, católicos, protestantes, musulmanes… También hay un crecimiento demográfico muy elevado, principalmente en las ciudades, que se apoya en la expansión europea a otros continentes, América y Asia principalmente. El comercio gestionado por los burgueses aumenta de forma muy considerable, requiriendo de mejoras tecnológicas (la brújula o la imprenta) que hagan más fácil el control de los negocios, así como la comunicación en general.

                                   

    Sin lugar a dudas se trata de uno de los inventos que más ha influido en la historia de la humanidad. Nos referimos, como no podía ser de otra forma, a la imprenta.

    A mediados del siglo XV un alemán llamado Johannes Gutenberg mezcló los caracteres móviles (procedentes de China), el papel (procedente de China), la tinta (era especial y utilizada para pintura por los artistas de la época) y la prensa (usada por los agricultores desde hacía siglos), que de forma autónoma tenían usos independientes, y creó un artilugio que daba la oportunidad de copiar libros de forma masiva, y no de forma manual como hasta ese momento se realizaba en los monasterios. La productividad se disparó, ya que esa nueva máquina podía copiar un libro decenas de veces, mientras que en ese mismo tiempo un monje no había tenido tiempo de copiar un libro. A modo de curiosidad diremos que el primer libro que se imprimió fue una “Biblia Latina”, en el año 1456.

                           

    El crecimiento económico basado en el comercio requería de este tipo de tecnología, lo que le ofrecía la opción de controlar mejor los negocios ahí donde los burgueses comerciantes invertían su dinero. Por otra parte, los habitantes de los grandes núcleos urbanos cada vez requerían más información sobre lo que pasaba fuera de su lugar de residencia, por lo que se popularizaron las hojas o notas informativas (podría decirse que son los primeros periódicos): hojas que se vendían a un módico precio en muchas ciudades y daban datos sobre qué pasaba en el resto de las ciudades y países.

    Las personas analfabetas siguen siendo la inmensa mayoría, pero siempre se podía encontrar a alguien que leyeran en voz alta las notas informativas, además de las biblias que se distribuían de forma masiva, gracias por otro lado a la llamada reforma protestante, que se apoyó de forma determinante en la imprenta para difundir sus nuevas ideas. Como vemos, la comunicación oral seguía siendo la más utilizada, aunque ahora muy apoyada en la escrita.

    La evolución es progresiva, utilización del Correo Real (solo usado por la monarquía), publicación de calendarios o almanaques por parte de la iglesia, mercurios (recopilación anual, mensual o quincenal de noticias)…

    Se considera que el primer diario, tal y como lo conocemos hoy en día, nace en Inglaterra en el siglo XVIII y se llama Daily Courant, al que le seguirían otros en toda Europa. La alfabetización crecía y la burguesía demandaba más y más información que obtenían de esta forma, aunque también hay que decir que el control sobre estas publicaciones lo tenía en la mayor parte de las ocasiones el Estado y la Iglesia, por lo que la censura era muy común.

                                       



La comunicación de masas.

    A partir del siglo XIX, con el apoyo de la revolución industrial, agrícola y la expansión demográfica, la comunicación escrita está ya muy extendida, con periódicos y revistas. Todo ello teniendo en cuenta una mayor alfabetización de la población que demanda información masiva. La comunicación masiva con varias opciones empieza a ser muy importante, y su desarrollo posterior es inimaginable.

    Gracias a estos y otros factores se produce un nuevo desarrollo tecnológico en los años y siglos posteriores, con la aparición progresiva del telégrafo (1837), el teléfono (1876), el cine (1894), la radio (1920), la televisión (1937), hasta la llegada de lo que muchos comparan con la aparición de la imprenta, internet (1980).

                               

    Hemos querido exponer levemente la evolución de la comunicación, para poder tener una idea general de la importancia que esta ha tenido desde la aparición del ser humano hasta nuestros días. Tenemos que ser conscientes de que, sin darnos cuenta, forma parte de todos los ámbitos de nuestra vida: el laboral, familiar, social… Por lo tanto, vamos a intentar mejorar día a día.



Si desea obtener un acceso sin restricciones a los contenidos del curso de Comunicación Eficaz y disfrutar de todas las herramientas del aula virtual (Videos explicativos streaming, acceso a los foros, chat, ejercicios resueltos, la ayuda del tutor, audioconferencia, estudio de grabación, test y actividades de autoevaluación, etc...) puede inscribirse completamente gratis y comenzar a realizar de forma inmediata el curso.