Tu portal de
formación online

Infórmate
Inicio » Catálogo » Curso de Protocolo Empresarial » El arte de saber comer.

Curso de Protocolo Empresarial

El arte de saber comer.

    Desde el principio de la historia la forma del hombre de demostrar la amistad ha sido compartir la comida, no en vano la palabra "compañero" significa literalmente compartidor de pan. Compartir la comida no es sólo propio del género humano, otras especies en el cortejo previo al apareamiento entregan las mejores piezas a la hembra para convencerla de su superioridad ante los competidores.    

    Las costumbres en la mesa han evolucionado paralelamente con la cultura de la época, en este apartado vamos a mencionar las que están vigentes en la cultura occidental.

                   

    En los comienzos del siglo XIX, cuando el gastrónomo francés Brillant-Savarin afirmaba que "recibir a alguien como nuestro invitado equivale a responsabilizarse de su felicidad durante todo el tiempo que permanezca bajo nuestro techo", estaba expresando una regla que desde el principio de los tiempos ha sido tenida por sagrada.

    Las normas de protocolo no deben nunca ser incompatibles con el buen humor y la simpatía, un exceso en la aplicación de las normas de protocolo puede desembocar en una rigidez incómoda y desagradable para todos los que comparten mesa.

    Si la tensión de los presentes aumenta por algún tema que los enfrenta lo mejor es cambiar inmediatamente de tema, recurrir al buen humor y relajar las normas de protocolo manteniendo sólo las normas básicas de educación.

Los cubiertos

    Los cubiertos se utilizan de fuera hacia dentro y se colocarán siguiendo el orden de los alimentos que se servirán.

    La esencia de los buenos modales en la mesa es ser tan discreto como sea posible, sujetar los cubiertos de un modo que no sea natural le hará parecer desmañado y atraerá la atención de los demás.

    Hay algunas incorrecciones usuales importantes de conocer:

    Muchas personas suelen coger el utensilio apretando el puño alrededor del cubierto (en particular cuando utilizan la cuchara sopera).

    Otro error consiste en sostener los cubiertos por la base del mango, como se hace con los lápices y bolígrafos.

    Hay quienes cortan mal las viandas al colocar el cuchillo y el tenedor cortando en horizontal con el cuchillo, como si estuviese tocando el violonchelo.

    Así, se hace necesario conocer la forma correcta de sujetar y utilizar los cubiertos:

    Sujetar: Inclinados en pequeño ángulo. Se debe sostener con los dedos pulgar, índice y corazón, dejando que el extremo del dedo se apoye ligeramente en la palma de la mano, cerca de la raíz de los dedos.

    Cuando se lleve a la boca la cuchara sopera, el mango se sujetará también con estos tres dedos, el extremo de la cuchara apoyará sobre el índice extendido para conservar nivelada la cuchara.

    Manejar: Hay dos maneras de manejar el cuchillo y el tenedor: al estilo Europeo y al estilo Americano.

    Estilo Europeo: El comensal no suelta los cubiertos en ningún momento. Procede a cortar con el cuchillo la carne o el alimento servido, normalmente un trocito cada vez y usa el tenedor con la mano Izquierda, con las púas hacia abajo, para pinchar el trozo y llevarlo a la boca.

                          

    Estilo Americano: Se distingue porque el comensal corta primero unos cuantos bocados de alimento y deja después el cuchillo cruzado justo enfrente del plato. El tenedor se cambia entonces a la mano derecha. La mano izquierda se apoya en la rodilla mientras se está usando el tenedor. Por consiguiente, el comensal cambia estos cubiertos de una mano a otra tantas veces como precise a lo largo de la comida. Se recuerda que no debe cortar a un tiempo más de tres trozos.

    No se considera de buena etiqueta, cortar todo el alimento en trocitos, en cuanto le sirven el plato.

    Mención a parte pero muy relacionado con el tema está el uso de los mondadientes o palillos. En la mesa no se usan mondadientes, si un pedacito de alimento se le ha metido entre los dientes, discúlpese y vaya al servicio a quitárselo, no hay nada más desagradable que ver a una persona limpiándose los dientes con un palillo cuando está sentada en la mesa.

    Los palillos no deberían utilizarse ni para pinchar los alimentos preparados en un aperitivo (donde se pide que todos los manjares se puedan comer con los dedos, se puedan comer de un sólo bocado y no manchen) solo pueden estar aceptados, para unir dos alimentos, por ej. Bacon con dátil

Las copas y los vasos.

    En este tema es fundamental cuidar al máximo la limpieza y transparencia de la cristalería, así como inspeccionar que no se haya colocado ningún vaso o copa con el borde en mal estado. No hay nada más desagradable que encontrar una copa o vaso sucio o descascarillado/a.

    Las copas nunca deben servirse hasta el borde, se llena hasta la mitad o un poco más y cuando hablamos de las de coñac, menos de la mitad (sobre todo si se trata de las grandes).

                           

    La única copa o vaso que puede estar llena antes de empezar a comer es la copa de agua; el resto se irán sirviendo a medida que vayan llegando los alimentos a la mesa. Cada alimento se acompaña con el vino que corresponda.

    A la hora de servir se debe coger la botella con la mano derecha, hacia la mitad. Nunca se debe coger por el cuello, ni tampoco demasiado abajo, se estira el antebrazo y no se puede apoyar la botella en el borde de la copa.

    Cada bebida se servirá de una forma distinta:

    El vino se sirve por el lado derecho el comensal.

                       

    El Vermut dulce se sirve en vaso corto y ancho, no se debe servir en vaso alto.

    El Martini en copas de Martini (o vaso ancho).

    Las bebidas alcohólicas largas (Gin-Tonic, Whisky con Soda,...) se sirven en vasos altos. Si se toman on the rocks (sólo con hielo) se sirven en vasos anchos cortos.

    El zumo de tomate con vodka, Bloody Mary, se sirve en vaso corto ancho.

    Los refrescos se deben servir en vaso alto.

    El cava y otras bebidas burbujeantes se servirán en copas con vaho, el vaho se consigue metiendo las copas un poco de tiempo en el congelador.

Si desea obtener un acceso sin restricciones a los contenidos del curso de Protocolo Empresarial y disfrutar de todas las herramientas del aula virtual (Videos explicativos streaming, acceso a los foros, chat, ejercicios resueltos, la ayuda del tutor, audioconferencia, estudio de grabación, test y actividades de autoevaluación, etc...) puede inscribirse completamente gratis y comenzar a realizar de forma inmediata el curso.
Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web y personalizar el contenido de los anuncios. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información × Cerrar