Knowledge Administración Pública Turismo y Patrimonio Cultural
Esta píldora formativa está extraída del Curso online de Museología y Gestión Cultural

En este apartado vamos a ver un breve resumen histórico de como se ha ido configurando el museo como espacio vinculado a la protección y acumulación de conocimiento de la humanidad desde sus orígenes hasta la actualidad.

Thesaouroi y Pinakotheke

En la Grecia de los IX-IV a. C., surgieron los primeros núcleos museológicos "Thesaouroi" (tesoros), lugares de culto que se situaban alrededor de los templos donde los griegos llevaban sus exvotosUn exvoto es una ofrenda que los antiguos hacían a sus dioses. Estas ofrendas se depositaban en santuarios o lugares de culto y podían consistir en figurillas que representan personas o animales, armas, alimentos, etc. a los dioses. La religiosidad popular de los griegos los convirtió en auténticas exhibiciones de arte, pues el talento artístico era enorme en las piezas depositadas. Los objetos-tesoro que se donaban eran normalmente de oro, plata, bronce y piedras preciosas.

Destaca el tesoro de Delfos, del cual se han conservado registros en mármol hallados en algunos templos. Los sacerdotes actuaban como los guardianes de estas colecciones y se encargaban de realizar los inventarios que contenían los datos del objeto: nombre, materia, peso, nombre del donante, fecha, etc.

En la Grecia clásica también surgieron las primeras Pinacotecas, espacios situados a la entrada de los templos, en los que se exponían representaciones de los dioses y paneles pintados. La palabra Pinakotheke procedente del griego, está formada por dos partes:

"Pinakos", que derivaba de "pinax" que era el término que se empleaba para llamar a un cuadro.

"Theke", que puede traducirse como "depósito o colección".

La definición de Pinacoteca según la Real Academia Española: "Galería o museo de pinturas".

Según las definiciones vistas anteriormente, concluimos que se conoce por Pinacoteca como; un espacio destinado a la exposición de obras artísticas de carácter pictórico. También puede incluir otro tipo de obras, como esculturas, aunque la mayor parte de la colección debe corresponder a las pinturas.

Museiom

En la Grecia Helenística en el 285 a. C., surge la primera institución "Museiom" palabra que se aplicaba a los santuarios consagrados a las Musas, que actuaban como protectoras de la música, el arte y las ciencias. Estos recintos sagrados fueron los espacios en los que se guardaban las obras de arte que se exponían en los peristilosEs la galería de columnas que rodea un edificio, o parte de él de los templos.

Ptolomeo Filadelfo fundó en Alejandría el Museiom con el objetivo principal de que ejerciera de centro cultural. El Museiom estaba compuesto de un conjunto de edificios que recibieron funciones variadas, biblioteca, anfiteatro, observatorio, salas de trabajo y estudio, jardín botánico y colección zoológica, para conservar y mostrar, estudiar e investigar lo que ya en aquel momento el hombre había producido y comenzaba a acumular en materia de literatura, descubrimientos científicos y filosóficos, especies naturales y artes.

Dichas instalaciones son el antecedente más antiguo de lo que después devino en gabinetes de curiosidades, pero también de lo que son hoy los museos universitarios, los museos de ciencia y técnica y los museos y centros culturales contemporáneos con funciones, programas y servicios diversos e integrados.

Gabinetes de curiosidades o cuartos maravillas

A partir del s.XVI, se utiliza por primera vez el término "Museum", que asocia la idea de colección a la del edificio que las alberga y se construye el primer edificio destinado a la exposición de las colecciones privadas más importantes de la época, el Palazzo de Giardino de Sabbioneta.

Sin embargo, durante el Renacimiento, a lo largo de los siglos XVI y XVII la mayor parte de las colecciones privadas se conocían como gabinetes de curiosidades o cuartos maravillas, antecesores directos de los museos modernos. Estos espacios creados en su mayoría por nobles y burgueses europeos, coleccionaba y exponían objetos exóticos y curiosidades provenientes de todos los rincones del mundo.

Fueron auténticas enciclopedias en exposición por los instrumentos y objetos que contenían, en particular fueron antecesores de los museos de historia natural y tuvieron un papel importante en el desarrollo de la ciencia moderna. La edición de catálogos ilustrados permitía acceso al contenido por parte de los científicos de la época. Tuvieron gran importancia en el estudio temprano de disciplinas como la biología, al crear por ejemplo colecciones de fácil acceso a fósiles, conchas e insectos.

En otros casos se atesoraban cuadros y pinturas, como en el caso de las colecciones del archiduque Leopoldo Guillermo, pudiendo ser considerados los precursores de los actuales museos de arte.
Los cuartos de maravillas desaparecieron durante los siglos XVIII y XIX y los objetos considerados más interesantes fueron reubicados en los museos de arte y de historia natural que se comenzaban a crear.

Ver Actividad ¿Qué es?
Gabinetes de curiosidades

Orígenes del museo moderno

Segunda mitad del siglo XVIII y primera del XIX

Durante la segunda mitad del siglo XVIII y la primera del XIX se producen las primeras concreciones de la idea moderna del museo, que asocian por un lado el coleccionismo que se ha desarrollado a lo largo de la historia y por otro lado la Ilustración como movimiento cultural e intelectual, que culmina con la Revolución francesa y la revolución industrial y que dieron un vuelco al progreso de las instituciones.

Como consecuencia del hito francés se concibió el primer museo de carácter público, el Palacio Real del Louvre en 1793, que será un modelo de los museos nacionales europeos.

En 1851 se celebra en Londres la Exposición Internacional del Comercio, en el recién construido Palacio de Cristal, iniciándose así un ciclo de asistencia de grandes masas de espectadores a certámenes, ferias, exposiciones y museos. En ese período los museos crecieron más dispares en estilo y más diversos en sus contenidos o temas museológicos, pero siempre mantuvieron cierta distancia y arrogancia con relación al público.

Inicios del siglo XX

El desarrollo que se produjo en la experimentación artística a inicios del siglo XX, expresado en todos los movimientos de vanguardia que se cuestionaron la concepción de la obra de arte y el modo de presentarla, generó mucha tensión con la institución museo. La crisis comienza con las exposiciones impresionistas que requerían de espacios sin interferencias visuales y una colocación más flexible de las obras sobre el muro. Luego se acrecienta con las obras cubistas que exigían distintos ángulos de visión.

Los museos que surgen con el movimiento moderno responden a la necesidades de crecer, modernizarse e incorporar servicios complementarios (salas de conferencias, auditorios, talleres, tiendas, cafeterías, aulas, centros de información interactivos y bibliotecas, entre otros).

La devastación generada por la II Guerra Mundial generó una conciencia muy fuerte sobre la necesidad de rescatar y defender el patrimonio, a través de la educación popular. Había que revalorizar el objeto museal y los contenidos de los museos en general, buscando el máximo de claridad y visibilidad en contraste con la complejidad y redundancia del museo ecléctico, y había que acercar lo a la gente, sin importar estrato social, ni nivel cultural.

Finales del siglo XX

Durante el siglo XX y más concretamente en la década del ochenta se evidencia una expansión inusitada de los museos. Se ponen de moda y así, todo país, ciudad y localidad quiere tener un museo para afianzar su posición dentro de la sociedad de la cultura y ocio, además de como instrumento de regeneración urbanística y social.

Este nuevo museo, según Maure 1996 "Apunta a un fenómeno histórico y a un sistema de valores caracterizado por cinco elementos", que son:

  1. La democracia cultural y el reconocimiento de que no existe una única cultura dominante, sino más bien una combinación de diversas culturas en los mismos espacios geográficos.
  2. Un enfoque interdisciplinar, así como la consideración de la comunidad y el territorio frente al público y el edificio, respectivamente, el valor del museo como un medio para el conocimiento de la propia cultura.
  3. La transformación del museo en un espacio dinámico, abierto a la comunidad e interactivo.
  4. La creciente demanda sociocultural de la población de las comunidades específicas, que requieren que el museo se convierta en un lugar de cultura y conciencia de la comunidad.
  5. La accesibilidad a todos, para la participación activa de los miembros de la comunidad en el entorno del museo.

En estas imágenes podemos ver los primeros museos públicos que se crean:

Origenes del museo moderno
Museo del Louvre, creado en París 1793.
Origenes del museo moderno - 2
Palacio de Cristal, creado en Londres 1851.
Origenes del museo moderno - 3
Museo Hermitage, creado en Rusia 1852.
Origenes del museo moderno - 4
Museo del Prado, creado en Madrid 1819.
Origenes del museo moderno - 5
MOMA, creado en Nueva York 1926.
Origenes del museo moderno - 6
Museo Guggenheim, creado en Nueva York 1937.
 
 

Esta píldora formativa está extraída del Curso online de Museología y Gestión Cultural.

Amplía tus conocimientos con el Curso Online de Museología y Gestión Cultural

Puedes continuar ahora la formación matriculándote en el curso, o si lo prefieres, consultar nuestro catálogo con cerca de 400 actividades formativas acreditadas.

Benefíciate del crédito para formación bonificando el curso.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web y personalizar el contenido de los anuncios. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información