Menú de navegación

Como podemos imaginar, no todo es de color de rosa, ya que no todos los líderes son iguales. Vamos a exponer a continuación los diversos tipos de liderazgo que encontramos actualmente. Además del líder-coach, cada uno de ellos ejerce un tipo de comunicación.

 

Líder autócrata

Para que tengamos una idea clara desde un principio de lo que significa autócrata, diremos que es "la persona que ejerce por sí sola la autoridad suprema en su ámbito de actuación". Por lo tanto, es el individuo que asume la totalidad de la responsabilidad, promueve, motiva, controla, toma decisiones y dirige con mano de hierro normalmente. Los demás miembros del equipo son un apoyo para el líder autócrata, que no espera grandes avances por parte de sus compañeros, simplemente confía en que no tengan fallos, para lo que exige lealtad, obediencia y aceptación indudable de decisiones.
La comunicación suele ser muy autoritaria, vertical descendente, sin opciones a que los miembros del equipo participen, imponiendo casi siempre.

Líder participativo

Sus rasgos diferenciadores con respecto al líder autócrata son grandes, empezando por la confianza que otorga a los demás miembros del equipo. Apuesta firmemente por los trabajadores solicitando su opinión y teniéndola muy en cuenta después de analizarla e incluso debatirla, promoviendo la comunicación horizontal y la colaboración interna. Fomenta la comunicación participativa e intenta que cada persona explote sus recursos más valorados, procurando que también vean aumentada su responsabilidad. Tiene muchas características similares al líder-coach. Pero hay que dejar claro un punto importante. Las decisiones finales se quedan en sus manos, él decide.

Líder liberal

La delegación es completa y total a los miembros del equipo, quienes asumen la responsabilidad de realizar el trabajo encomendado. Normalmente, este tipo de líderes exponen un proyecto e indican los objetivos, coordinan, guían y supervisan levemente, y confían en que los miembros del equipo puedan llevarlo a cabo. Para ello es evidente que se necesitan personas muy capacitadas y con un nivel elevado de responsabilidad, donde la eficacia y eficiencia en relación con la comunicación y los miembros del equipo es muy elevada. Sus características son muy similares a las del líder-coach que estamos viendo en todo este tema.

Líder carismático

Carisma es "la capacidad que tienen algunas personas para atraer o fascinar, una facilidad innata para hacerse querer". Saber si se nace con carisma o se adquiere a lo largo de la vida es una cuestión complicada. Tenderíamos hacia la respuesta de que se nace, aunque también podemos encontrar técnicas que ayuden a cubrir sus carencias o potenciar el carisma que una persona posee. La unión entre liderazgo y carisma se da en muchas ocasiones, aunque no es indispensable, ya que podemos encontrar líderes sin carisma, y personas con mucho carisma que no son líderes. En un equipo de trabajo, un líder con carisma ofrecerá una seducción especial a los demás miembros del grupo. Suelen ser grandes comunicadores, ese es su fuerte, y pueden llegar a estar mitificados por los demás, minimizando sus fallos y exagerando sus aciertos. Se corre el riesgo en muchas organizaciones de llegar a depender demasiado del líder carismático, lo que supone un peligro para todos. Él es el centro en todo momento, por lo que no permite una independencia para plantear y ejecutar acciones por parte de los demás, al contrario que el líder-coach, cuya intención es buscar la autonomía y responsabilidad en las demás personas.

Como hemos visto levemente con anterioridad, existen varios tipos de líderes, además del líder-coach, y lo más importante que han de tener en cuenta en cualquier organización es la flexibilización y adaptación de las diferentes opciones hacia la más conveniente, utilizando para ello la mejor comunicación posible. Considerando los recursos materiales y humanos, la situación de una organización, sus objetivos futuros, las capacidades y otra serie de factores, se determinará cuál es el estilo de liderazgo más recomendable en un momento dado, en la organización en concreto.

Estilos de liderazgo
 

Esta píldora formativa está extraída del Curso online de Coaching.

¿Te gusta el contenido de esta píldora de conocimiento?

No pierdas tu oportunidad y ¡continúa aprendiendo!

ADR Formación

ADR Formación utiliza cookies propias y de terceros para fines analíticos anónimos, guardar las preferencias que selecciones y para el funcionamiento general de la página.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".

Puedes obtener más información y volver a configurar tus preferencias en cualquier momento en la Política de cookies