La voz tiene mucha importancia por su poder emotivo, lo que decimos llega al inconsciente, por eso nuestra voz puede sonar:

Tranquila

Reposada, controlada y natural.

Que convenza

Entusiasta, afirmativa, enérgica y espontánea.

Sugestiva

Apasionada y sincera.

Que explique

Clara, precisa y limpia.

Simpática

¡Sonríe!

Segura

Prepara lo que dirás.

Tu voz no tiene que sonar igual en todas las situaciones o circunstancias, adapta la voz:

Contacto

Voz cálida y amable / Tono bajo y creando confianza.

Descubrimiento de necesidades

Voz sincera e interesada / Tono un poco más elevado.

Argumentación

Voz entusiasta y apasionada / Tono levemente más alto.

Objeciones

Voz tranquilizante / Tono calculado.

Reclamaciones

Voz empática y reconciliadora / Tono bajo.

Utiliza la entonación, para ello pon énfasis en las palabras importantes, pasa rápidamente sobre las palabras secundarias, cambia de tono, sube y baja y varía el tono. Habla en tono normal de conversación.

Utiliza el ritmo, habla lentamente para que te sigan y adáptate al ritmo del consumidor. Cambia tu velocidad de elocución, da más peso a algunas palabras, revitaliza lo importante o recupera la atención sobre lo importante. Recuerda que el ritmo ideal en una conversación son 120 palabras / minuto. Articula correctamente. 

Elementos de la comunicación telefónica
 

Esta píldora formativa está extraída del Curso online de Habilidades Sociales y Asertividad.

¿Te gusta el contenido de esta píldora de conocimiento?

No pierdas tu oportunidad y ¡continúa aprendiendo!

Política de privacidad

ADR Formación utiliza cookies propias y de terceros para fines analíticos anónimos, guardar las preferencias que selecciones y para el funcionamiento general de la página.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".

Puedes obtener más información y volver a configurar tus preferencias en cualquier momento en la Política de cookies