Es la apariencia visual del informe, como está dispuesto. La estructura externa está compuesta por las partes del informe, donde cada parte tiene una función. Cada parte, además, se divide en párrafos, donde cada uno transmite una idea principal o en algunas ocasiones, varias ideas principales. Después aparecen las ideas secundarias reforzando la idea o ideas principales, matizando, puntualizando o añadiendo detalles. Los párrafos componen la estructura externa de un documento, por eso, podemos decir, por ejemplo, que un texto aparece distribuido en cinco párrafos, los tres primeros de similar extensión y los dos últimos algo más largos.

Esta estructura podrá ir variando y se pueden ir añadiendo ampliando o añadiendo otras partes, ya que dependerá del tipo de informe que elaboremos. Hay materias que necesitan una introducción muy extensa en el análisis del estado de la cuestión a tratar, mientras que otras pueden necesitar un cuerpo de desarrollo o unas conclusiones muy extensas. Los informes técnicos, a su vez, pueden precisar de un anexo extenso para proporcionar toda la información necesaria que no forma parte del cuerpo. A continuación, explicaremos con más detalle cada una de estas partes de los informes. Por norma general, los informes suelen seguir una misma estructura, aunque el contenido sea diferente. En general podemos organizar cualquier informe en las siguientes partes o apartados.

Portada

La portada incluye los datos básicos que el destinatario o destinataria verá en primer lugar. 

Índice

Es un mapa para encontrar dónde se encuentra cada apartado o subapartado. 

Introducción

En la introducción se expone la idea principal sobre la cual se realiza el análisis y la justificación del informe.

Cuerpo o desarrollo

La parte en la cual se explican los procedimientos seguidos y la metodología empleada en la recopilación de la información.

Conclusión

En la conclusión se exponen los resultados obtenidos y las valoraciones.

Bibliografía y anexos

La bibliografía recoge las fuentes que hemos utilizado en nuestro informe. En esta última parte también pueden ir los anexos (si fuera necesario), que pueden ser archivos, gráficos o tablas. 
 

Esta píldora formativa está extraída del Curso online de Cómo Estructurar un Informe.

¿Te gusta el contenido de esta píldora de conocimiento?

No pierdas tu oportunidad y ¡continúa aprendiendo!

Política de privacidad

ADR Formación utiliza cookies propias y de terceros para fines analíticos anónimos, guardar las preferencias que selecciones y para el funcionamiento general de la página.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".

Puedes obtener más información y volver a configurar tus preferencias en cualquier momento en la Política de cookies