La gente entra en relaciones con los derechos humanos básicos a lo largo de unos estilos de respuesta pasividad, asertividad y agresividad.

Jakubowski-Spector

El acto de defender los derechos humanos básicos sin violar los derechos humanos básicos de los demás se le denomina asertividad (Jakubowski-Spector, 1973), es un estilo de respuesta que reconoce los límites entre los propios derechos individuales y los de los demás y opera para mantener estabilizados esos límites.

Cuando uno de sus amigos le pide prestado a Juan su nuevo coche deportivo para un viaje, podría dar distintas respuestas:

La respuesta asertiva

Sería decir "sé que necesitas un coche para el viaje, pero el deportivo es demasiado valioso para mí para prestártelo". Juan ha sido capaz de respetar el derecho de su amigo de hacer la solicitud y su propio derecho de rehusarlo.

Los dos estilos de respuesta alternativos a la asertividad representan una incapacidad para mantener adecuadamente los límites entre nuestros propios derechos y los de la otra persona.

La respuesta pasiva

Tiene lugar cuando uno permite que los propios límites se restrinjan. En el caso de Juan, una respuesta pasiva habría sido prestar el coche, temiendo que su amigo le pudiese percibir como egoísta o desconfiado y gastando el resto de la tarde pensando en que deseaba no haberlo hecho.

La respuesta agresiva

Tiene lugar cuando una persona invade los límites de los derechos individuales de otra persona. La agresividad, en el caso de Juan, podría sonar algo así: ¡pues, no!, o ¡me estás tomando el pelo! Con esta respuesta Juan estaría violando los derechos de la otra persona de cortesía y respeto.

La persona pasiva

La persona pasiva

No defiende sus propios derechos, respeta a los demás, pero no se respeta a sí misma.

Esquemas mentales

Son del tipo: "Lo que yo piense o sienta no importa. Importa lo que tú sientas o pienses", "Es necesario ser querido y apreciado por todo el mundo" o "si digo lo que pienso los demás se molestarán conmigo".

Sentimientos

Suelen ser frecuentemente de frustración, impotencia, culpabilidad y baja autoestima, ansiedad y temor.

Comportamientos

Son inseguros: vacilaciones, bajo volumen de voz, bloqueos y silencios. Con frecuencia tiene quejas no manifestadas hacia los demás del tipo: "es egoísta y se aprovecha de mí". Cuando ya no puede más puede experimentar "explosiones" agresivas bastante incontroladas resultado de la acumulación de tensiones.

La persona agresiva

La persona agresiva

Defiende sus derechos de forma excesiva, no respetando a los demás y frecuentemente generando conflictos por este hecho. Carece de habilidades para relacionarse con la debida "sensibilidad" o empatía.

Esquemas mentales

Son del tipo: "Si no soy fuerte los demás se aprovecharán de mí", "Lo importante es conseguir lo que yo quiera", "Hay gente mala y vil que merece ser castigada".

Sentimientos

Suelen ser de enfado, sentimiento de injusticia, soledad y abandono, baja autoestima, frustración y falta de control.

Comportamientos

Son agresivos y retadores: contacto ocular desafiante, cara tensa, tono de voz elevado, interrupciones y habla tajante.

La persona asertiva


La persona asertiva

Sabe respetar a los demás sin dejar de respetarse a sí misma. No pretende entrar en el esquema de ganar o perder en la relación con los demás, sino en ¿cómo podemos llegar a un acuerdo favorable a ambos?

Esquemas mentales

Su manera de pensar refleja elementos más racionales, actuando de forma más adaptativa a su vida y circunstancias.

Sentimientos

Son más estables y controlados que los de las personas inhibidas o agresivas y derivado de todo esto su sentido de autonomía, autosuficiencia y autoestima es elevado.

Comportamientos

No son reactivos ella es consciente del tipo de respuesta que quiere dar y actúa en consonancia. 

Tres tipos de respuesta asertiva
 

Esta píldora formativa está extraída del Curso online de Habilidades Sociales y Asertividad.

¿Te gusta el contenido de esta píldora de conocimiento?

No pierdas tu oportunidad y ¡continúa aprendiendo!

Política de privacidad

ADR Formación utiliza cookies propias y de terceros para fines analíticos anónimos, guardar las preferencias que selecciones y para el funcionamiento general de la página.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".

Puedes obtener más información y volver a configurar tus preferencias en cualquier momento en la Política de cookies