Menú de navegación

¿Qué es la Teleformación y qué ventajas aporta?

Autor: ADR Formación

Año tras año, la formación online se consolida como la metodología de aprendizaje favorita para muchos profesionales que buscan adquirir nuevas competencias o profundizar sus conocimientos, mientras que concilian su formación con su vida personal y laboral. 

Esto es posible gracias a las múltiples ventajas que la formación online presenta respecto a otros modelos más tradicionales. En este artículo, te explicaremos detalladamente qué es la teleformación y cuáles son las principales ventajas que aporta estudiar online.

¿Qué es la teleformación o formación online?

La teleformación, actualmente más difundida como formación online o eLearning, es un modelo de educación no presencial que, sustentándose en la tecnología, permite realizar acciones formativas a través de Internet sin limitaciones de horarios ni lugar de impartición y con el apoyo continuo de tutores especializados. Todo ello, con una eficacia equivalente o superior a la formación tradicional, con mayor flexibilidad y, desde una óptica económica, con un coste por alumno formado muy inferior.

Es importante mencionar que, gracias a su flexibilidad, la formación online es válida para todo tipo de organizaciones y personas. Cada uno puede encontrar el formato que más se ajuste a sus gustos y necesidades, puesto que existe una gran variedad de recursos que pueden ponerse a disposición del alumnado durante su proceso de aprendizaje, entre ellos:

  • Documentos.
  • Vídeos.
  • Presentaciones.
  • Foros.
  • Tutorías entre profesorado y alumnado.
  • Ejercicios prácticos.
  • Actividades multimedia.
  • Recursos complementarios.

Su forma de evaluación también es muy variada, pudiéndose valorar la adquisición de las competencias a través de cuestionarios, ejercicios prácticos de entrega obligatoria, evaluación entre compañeros, participaciones en foros, etc. 

Qué es la teleformación y qué ventajas aporta

¿Qué tipos de formación online existen?

Hoy en día existe una amplia variedad de tipos de formación online, que potencian la flexibilidad que proporciona esta metodología y permiten que cada persona pueda encontrar la modalidad de formación que más se ajuste a lo que está buscando. A continuación, enunciamos los tipos de formación online más difundidos últimamente:

  • eLearning
  • Mobile Learning
  • Blended Learning
  • MicroeLearning

eLearning

Es la abreviatura de electronic learning y es ampliamente conocida también como formación online o teleformación. Ha surgido a raíz de la combinación de la formación a distancia tradicional sumada a la utilización de la tecnología como medio para recibir la formación, volviéndose un modelo de aprendizaje digital en el cual el alumnado puede acceder a los contenidos educativos, asesoramiento a través de tutorías, foros de debate con otros compañeros, etc., a través de Internet y utilizando un dispositivo electrónico (ordenador, portátil, etc.).

La impartición en esta metodología de estudio se realiza a través de una plataforma eLearning, que constituye el soporte tecnológico que pone el contenido de los cursos a disposición del alumnado y, entre otras funcionalidades, registra toda la actividad realizada por ellos (accesos a la plataforma de teleformación, interacciones con el contenido, tiempo dedicado a la formación, etc.).

Sin lugar a dudas, es la modalidad de formación online más difundida y utilizada hoy en día porque permite al alumnado marcar su propio ritmo, favoreciendo en gran medida la conciliación de la formación con su vida personal y laboral.

¿Qué tipos de formaciones pueden realizarse a través del eLearning?

Existen varias opciones para formarse a través del eLearning, algunas de ellas son:

  • MOOC (Massive Online Open Course): se trata de cursos que se ofrecen en línea, de forma masiva, gratuita y en abierto para profesionales de todo el mundo. Habitualmente, en esta metodología el contenido se ofrece en formato de vídeos. Algunas de las plataformas de MOOCs más populares son Coursera, edX o, incluso, canales de Youtube de carácter divulgativo. 
  • Cursos cerrados: se trata de formaciones a las que se puede acceder después de realizar un pago de matrícula. Pueden ser cursos que pagamos a nivel particular o formaciones que ciertas organizaciones ofrecen a un público específico como, por ejemplo, los planes de formación que las empresas organizan anualmente para sus empleados. En esta metodología, el contenido puede ofrecerse en una multiplicidad de formatos (vídeos, documentos, presentaciones, etc.) y suele ser un aprendizaje asíncrono, donde no es necesario que el equipo de tutores y el alumnado coincidan en el mismo horario para realizar la formación. 
  • Clases en línea: son formaciones en directo que se ofrecen a través de videoconferencias, intentando emular las clases presenciales. La característica diferencial es que se trata de una modalidad de formación síncrona donde tanto el alumnado como el equipo de profesores deben estar conectados al mismo tiempo, coincidiendo sus horarios, para realizar la formación. Habitualmente, las formaciones realizadas a través de videoconferencias son grabadas para que los alumnos que no han podido asistir en vivo, puedan visualizarlas más tarde.

Mobile Learning (M-Learning)

Este tipo de formación online se orienta a la utilización de dispositivos móviles (tablets y smartphones) con conexión inalámbrica a Internet como soporte tecnológico para realizar la formación, potenciando la idea de aprender en cualquier momento y desde cualquier lugar. 

El Mobile Learning puede entenderse como una evolución del eLearning que motiva la adaptación de los métodos de enseñanza, plataformas de teleformación y contenidos utilizados a los dispositivos móviles, ya sea mediante la utilización de aplicaciones, páginas web con diseño responsive, etc.  

Blended Learning (B-Learning)

El Blended Learning, o también conocido como formación semipresencial, surge de la fusión entre las metodología presencial y online, y permite que el alumnado disfrute de los beneficios de ambas modalidades.  

En este tipo de formación, el alumnado estudia el contenido teórico de manera online a través de la plataforma elearning y saca provecho de la asistencia presencial a clase para resolver dudas y realizar ejercicios prácticos que pongan a prueba las competencias adquiridas en la formación online. El Blended Learning es especialmente útil para aquellas áreas que requieren de actividades prácticas presenciales, como por ejemplo la estética, la mecánica,la medicina, entre otras. 

Microlearning

El microlearning, o microaprendizaje, es un tipo de formación que fomenta el aprendizaje continuo a través de pequeñas píldoras de conocimiento que explican conceptos y cuestiones muy específicas. Se caracteriza por la brevedad de las lecciones y, desde el punto de vista del productor del contenido,  implica un proceso de desarrollo bastante acotado en comparación con otros tipos de contenido digitales. 

Principales tipos de formación online

¿Cuáles son las principales ventajas de la formación online?

Estudiar online tiene muchos beneficios. Para que puedas sacar provecho de esta metodología de aprendizaje, a continuación te contamos al detalle las 9 ventajas más destacables de la formación online:

  1. Supera limitaciones de tiempo y distancia, y mejora la conciliación.
  2. Reduce costes.
  3. Mejora la efectividad del aprendizaje y la responsabilidad del alumnado.
  4. Aumenta la velocidad de puesta en marcha de acciones formativas.
  5. Convierte la tarea del aprendizaje y formación en algo más personalizado.
  6. Hace la formación más colaborativa y social.
  7. Facilita el acceso inmediato a grandes activos de conocimiento.
  8. Facilita la información y el reciclaje permanente.
  9. Permite medir, evaluar y contabilizar.

Ventaja n°1: supera limitaciones de tiempo y distancia, y mejora la conciliación. 

La teleformación o el e-learning facilita y amplía el acceso a la oferta educativa o formativa a sectores de trabajadores que, por barreras geográficas, discapacidad o incompatibilidad de horarios, no tienen fácil acceso a la formación presencial. 

Las plataformas eLearning que sustentan la teleformación no exigen habitualmente ninguna instalación ni mantenimiento de software específico por parte del alumnado: basta con disponer de un ordenador conectado a Internet que tenga instalado un navegador. De este modo, tanto el equipo de tutores como el alumnado interactúa con la plataforma eLearning mediante una conexión a Internet.

Gracias a esta flexibilidad, las acciones formativas pueden realizarse desde cualquier localización o punto geográfico y en directo o en diferido. En la formación online no hay horarios ni días desaprovechados puesto que, en la mayoría de los casos, las plataformas de teleformación se encuentran disponibles las 24 horas del día y los 365 días del año. 

De este modo, al no tener que acudir presencialmente a clases, el alumnado puede realizar la formación a su ritmo, escogiendo los horarios que considere oportunos, de acuerdo a sus preferencias y el resto de actividades que realice. Así, es posible compaginar mejor la vida laboral con los estudios, favoreciendo la conciliación familiar y fomentando el lifelong learning. 

Ventaja n°2: reduce costes.

El aprendizaje supone una función clave de las actividades empresariales pero, para muchos trabajadores, la formación fuera de los lugares de trabajo también puede suponer un problema y una pérdida de competitividad.

La formación presencial tradicional puede suponer un elevado coste en servicios de transporte y desperdicio de tiempo fuera de los lugares de trabajo. En comparación, la teleformación o formación online conlleva menos recursos: elimina el coste de reunir a grupos de trabajadores para las sesiones de formación y de llevar a los formadores hasta el centro de trabajo, así como también permite el ahorro de tiempo relacionado.

  • Se suprimen los costes y tiempos de traslados.
  • Se eliminan los costes de las aulas.
  • Se reducen los costes administrativos de la formación y se evita la duplicación de esfuerzos.
  • Y, especialmente, se elimina el coste de oportunidad que supone estar fuera de la oficina en los momentos de mayor necesidad.

Gracias a la formación online, todos los trabajadores pueden recibir formación desde sus puestos de trabajo, dosificando su ritmo de aprendizaje y a la hora que más les convenga.

Ventaja n°3: mejora la efectividad del aprendizaje y la responsabilidad del alumnado. 

Compartir y gestionar el aprendizaje, a través de la organización, puede ser uno de los factores clave para reducir sus costes operativos y permitir que los empleados puedan comprender mejor los contenidos formativos haciendo posible, de esta forma, una curva de aprendizaje más rápida comparada con la formación basada, de forma exclusiva, en instructores presenciales.

La formación online se centra en los resultados de aprendizaje alcanzados por el alumnado, no en el tiempo de aprendizaje invertido. El objetivo es conseguir el conocimiento y la competencia de aprendizaje en el menor tiempo posible y, en este escenario, la teleformación puede ayudar a reducir el tiempo que las personas necesitan para llegar a ser y permanecer competentes en sus trabajos puesto que permite trocear el conocimiento en pequeñas piezas adecuadamente dimensionadas.

Sin lugar a dudas, si un trabajador puede conseguir la competencia que necesita con un curso online, en lugar de sumergirse en una larga clase presencial, mejor para él y para la empresa.

Además, la formación online es muy útil para fomentar la responsabilidad personal y autonomía del alumnado porque requiere de disciplina, motivación y buena organización del tiempo para establecer una rutina de estudio y alcanzar los objetivos de aprendizaje propuestos. 

Ventaja n°4: aumenta la velocidad de puesta en marcha de acciones formativas.

La teleformación permite realizar y extender una acción formativa con gran rapidez a lo largo de una organización. Por ejemplo, gracias a la formación online, el tiempo requerido para formar al personal de una empresa en un nuevo producto puede reducirse de varios meses a tan sólo horas. En la actual cultura de rápida evolución, las organizaciones que implementan soluciones de teleformación proporcionan a sus equipos de trabajo la posibilidad de transformar el cambio en ventajas para ellos. La teleformación opera en tiempo real: obtienes lo que necesitas, cuando lo necesitas. La agilidad que permite la formación online es un beneficio porque:

  • Los conocimientos y habilidades humanas están sujetos a una tasa de obsolescencia nunca conocida antes en la historia.
  • Nuevos productos y servicios surgen cada vez más aceleradamente.
  • Los cambios tecnológicos aumentan la velocidad del ambiente de trabajo.
  • Los trabajadores deben procesar más información en un menor plazo de tiempo.
  • Las organizaciones demandan decisiones rápidas y personas capaces de tomarlas.
  • La competencia aumenta y ahora viene de todas las direcciones.

Ventaja n°5: convierte la tarea del aprendizaje y formación en algo más personalizado.

Durante muchos años, la formación ha estado al servicio de las necesidades del formador, de las instituciones o de la burocracia. Sin embargo, las personas no son iguales por lo cual tampoco debería ser igual el trato formativo que se les proporcione.

La teleformación se centra en el individuo que aprende. El alumnado se vuelve protagonista de su proceso formativo, teniendo un mayor control y responsabilidad sobre su propio aprendizaje. 

  • Puede gestionar e implementar sus propios planes de desarrollo personal.
  • Puede formarse sin limitaciones de tiempo ni de lugar.
  • Puede gestionar su propio programa de aprendizaje.
  • Puede modelar su consumo de aprendizaje en función de su propio estilo y necesidades; las necesidades de su puesto de trabajo; sus objetivos de carrera; sus conocimientos y habilidades actuales y su estilo y preferencias personales.
  • Determina su propio ritmo de aprendizaje.
  • No necesita tomar notas porque tiene toda la información a su disposición, y puede repasarla y volver a ella una y otra vez.

Por otra parte, en la formación online el alumnado siempre cuenta con uno o más tutores a su disposición para responder las dudas que surjan a lo largo del aprendizaje. En la mayoría de las plataformas elearning es posible realizar consultas a través de un sistema de mensajería interno, que el equipo de tutores debe revisar con frecuencia para dar respuesta a las dudas a la mayor brevedad posible. Adicionalmente, siempre existen opciones para coordinar videoconferencias que permitan al alumnado conversar en tiempo real con su tutor.

Ventaja n°6: hace la formación más colaborativa y social.

Dado que la gente aprende una de otra, la teleformación promueve y facilita la conexión entre el alumnado y el equipo de expertos durante su proceso de formación

Diversos estudios demuestran que buena parte del aprendizaje corporativo se obtiene de modo informal, fuera de las clases. Por eso, aunque el autoaprendizaje constituye un elemento muy importante de la teleformación, esta metodología busca también la colaboración y la interacción social entre los pares. Para ello, intenta desarrollar una cultura de trabajo o aprendizaje colaborativo:

  • Involucrando a todos los miembros en la participación y en el proceso de aprendizaje del grupo.
  • Promoviendo el desarrollo de habilidades de interacción social mediante la participación.
  • Fomentando el uso del Aula Virtual de la plataforma de teleformación como lugar de referencia de intercambio y aprendizaje, mediante el uso de foros de discusión y debate.
  • Proponiendo trabajos por proyectos en equipo, actividades colaborativas, etc.

Ventaja n°7: facilita el acceso inmediato a grandes activos de conocimiento.

Para que la información se convierta en conocimiento, debe ser estructurada, filtrada y tratada en consonancia con los objetivos formativos, dentro del diseño de contenidos y actividades a realizar en un curso online.

La teleformación crea grandes activos de conocimiento accesibles de forma instantánea, permitiendo transferir lo aprendido de un tiempo y lugar a otro. Además, a comparación de metodologías tradicionales, la teleformación es dinámica puesto que permite proporcionar contenidos online actualizados, en tiempo real, como si de almacenes vivos de conocimientos se tratara. Las actualizaciones pueden ser incluso diarias, no viejos materiales rescatados de estanterías. Esto es una gran ventaja a la hora de estudiar áreas que están sujetas a cambios frecuentes, como IT, marketing, administración, etc.

Asimismo, la formación online pone al alcance del alumnado a expertos para resolver sus dudas, las mejores fuentes de información y una aproximación rápida a los conocimientos necesarios en el preciso momento en el que urge obtenerlos, ¡just in time!

Ventaja n°8: facilita la información y el reciclaje permanente.

A medida que el capital humano se convierte en el principal valor económico de las organizaciones, para la gran mayoría de los trabajadores la formación tiende a convertirse en una tarea que dura toda la vida. En este escenario, las organizaciones deben darse cuenta de que no pueden utilizar los métodos tradicionales de aprendizaje si quieren seguir siendo competitivas. 

Cuando los ciclos de los productos se acortan y la información del sector, la competencia y las estrategias corporativas varían y se modifican con tanta rapidez, la teleformación aparece como un gran aliado, que permite llevar el conocimiento a través de Internet al ritmo necesario.

Es muy importante tener presente que:

  • La vida útil de los conocimientos se está reduciendo.
  • La formación y el aprendizaje debe ser continuo a lo largo de la trayectoria profesional de un empleado.
  • La formación tiene lugar diariamente. El trabajo se convierte en formación y la formación en trabajo.
  • La competencia entre las empresas por captar y retener a los mejores talentos no para de crecer.
  • Lo que las personas demandan hoy en día es la posibilidad de desarrollarse, conseguir habilidades valiosas, lograr títulos y cualificaciones, aumentar su capacidad intelectual. La fidelización de los empleados no se consigue sólo con mayores ofertas salariales.

Ventaja n°9: permite medir, evaluar, contabilizar...

La teleformación es manejable y administrable, y permite una clara contabilización de los costes implicados. Las herramientas de seguimiento y supervisión de una buena plataforma de teleformación permiten consultar el estado de cualquier alumno y tutor,  así como generar informes relativos a la acción formativa desarrollada.

En este sentido, el estado o expediente de un alumno se debe componer de sus datos personales e información relativa a su actividad formativa, como número y contenido de tutorías planteadas, tiempo y frecuencia de conexión, encuestas de seguimiento y finalización, acceso a las respuestas de los test y a los diversos ejercicios realizados, actividades en las que ha participado, en qué momento y durante cuánto tiempo ha accedido al curso, etc. Asimismo, el estado o informe del tutor debe mostrar información acerca de la actividad formativa desempeñada y permite conocer el tiempo de respuesta del tutor, el contenido de sus tutorías, el tiempo de conexión, etc.

Por otra parte, la teleformación permite que el alumno responda desde su propio ordenador, online, a un test que incluye una serie de preguntas relativas a las diferentes unidades del curso que está realizando. Estas respuestas son analizadas de forma automática, verificando su acierto o error, de modo que el propio alumno puede comprobar los resultados obtenidos al instante o calibrar su grado de comprensión de los contenidos estudiados. También se guardan los expedientes en el sistema de la plataforma elearning, para que el equipo de tutores o evaluadores puedan consultarlos online en cualquier momento posterior, comprobando el desempeño obtenido por sus alumnos, pudiendo también obtener, de forma automatizada, comparaciones con la media de otros alumnos.

Conclusiones de las ventajas de la formación online

La teleformación es atractiva para los trabajadores y empresas porque...

  • Permite un uso mucho más eficiente del tiempo.
  • Proporciona un aprendizaje acelerado con contenidos actualizados en todo momento.
  • Tiene un alcance global.
  • Permite una clara contabilización de los costes implicados.
  • Es manejable y administrable.
  • Recorta los gastos administrativos e indirectos.

Ventajas de la formación online

Principales requisitos para impartir cursos online

Desde el punto de vista de una organización que está interesada en impartir formación online, ya sea para formar a sus propios trabajadores como para explotar una línea de negocio, es importante conocer los recursos mínimos necesarios para impartir cursos online con un grado de calidad aceptable. 

  • Plataforma eLearning

En la formación online, el aprendizaje se lleva a cabo a través de plataformas elearning LMS (Learning Management System) cuya funcionalidad más destacada es poner el contenido digital a disposición del alumnado para su formación. Estas plataformas también permiten la gestión del alumnado, la realización de labores de tutorización y el seguimiento de los procesos de aprendizaje, registrando datos relevantes y proporcionando informes detallados, entre muchas otras funciones. Es recomendable realizar la elección de la plataforma eLearning LMS tras un estudio detallado de las opciones disponibles en el mercado y en vistas a largo plazo, por el coste de inversión que significa.

  • Equipo de tutores

El equipo de tutores es quien guiará al alumnado a lo largo de toda su formación, debiendo estar orientado a generar flujos de comunicación y espacios de acompañamiento y dinamización del alumnado en vistas a asegurar la consecución de adecuados índices de finalización y, principalmente, de las competencias y resultados de aprendizaje propuestos. 

El perfil docente debe ser experto en la materia que tutoriza y debe tener conocimientos sobre cómo tutorizar un curso online, porque sus principales actividades serán responder las dudas que el alumnado envíe a través de las tutorías y corregir sus actividades prácticas, de manera efectiva y aportando valor. Adicionalmente, se debe procurar potenciar el contacto para reducir el sentimiento de soledad que, en algunas ocasiones, puede darse en el alumnado de la formación online.

  • Contenidos

Los contenidos utilizados en la formación online deben estar diseñados y desarrollados siguiendo una adecuada estructuración que capte la atención del alumnado y facilite su seguimiento y aprendizaje. En este sentido, una apuesta por la calidad de los contenidos eLearning es optar por cursos que se desarrollen en base al aprendizaje por competencias, que, además, sean multimedia e interactivos.

Por otro lado, es imprescindible que el contenido cuente con actividades prácticas que faciliten la asimilación de lo estudiado a través del “aprender haciendo” y permitan evaluar la correcta adquisición de las competencias de aprendizaje definidas para una determinada formación. 

En esta instancia, también se debe valorar cómo adquirir el contenido que se utilizará en la formación online. Existen dos grandes opciones: comprar cursos ya desarrollados por editoriales de contenidos o crear contenidos propios. La elección de una opción u otra dependerá de cada organización y de la inversión que desee realizar en cuanto a tiempo, esfuerzo, costo y eficacia. Normalmente, si se dispone de suficiente know how en un campo específico y los cursos que ofrece el mercado no suplen las necesidades formativas sobre nuestro ámbito, se recomienda la creación de contenido propio.  Para estos casos se puede valorar la contratación de una plataforma eLearning LCMS que, además de cumplir las funcionalidades de un LMS estándar, permite crear, almacenar, administrar e impartir contenido fácilmente desde una herramienta centralizada.

DESCARGA EL EBOOK GRATUITO

40 indicadores para asegurar la calidad, eficiencia y transparencia en un proyecto eLearning

Sigue al día con nuestra newsletter

Indícanos los temas que más te interesan:

Política de privacidad

ADR Formación utiliza cookies propias y de terceros para fines analíticos anónimos, guardar las preferencias que selecciones y para el funcionamiento general de la página.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".

Puedes obtener más información y volver a configurar tus preferencias en cualquier momento en la Política de cookies