Tu portal de
formación online
United States

Infórmate
Inicio » Catálogo » Curso de Prevención de Riesgos Laborales » TEMA 2: MARCO NORMATIVO BÁSICO EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES. DERECHOS Y DEBERES EN ESTA MATERIA.

Curso de Prevención de Riesgos Laborales

TEMA 2: MARCO NORMATIVO BÁSICO EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES. DERECHOS Y DEBERES EN ESTA MATERIA.



Introducción. 

El deber de protección.

    El Art. 15 de la Constitución Española refleja el derecho fundamental a la vida e integridad física de toda persona. Esto se consigue, centrándonos en la materia que nos ocupa, con la protección de la seguridad y salud de los trabajadores, como también refleja el art. 40.2. Los poderes públicos están obligados a ejecutar una política protectora de la salud de los trabajadores.

    Basándose en lo anterior se asienta la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

    Dentro de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, en su capítulo tercero, se destacan los derechos y obligaciones tanto de los empresarios como de los trabajadores en el ámbito de la prevención, recalcando la importancia de los poderes públicos en esta materia, que como ya hemos comentado, fomentarán las medidas necesarias para evitar los accidentes de trabajo y las enfermedades laborales.



El empresario.



El empresario tiene una serie de deberes sobre la seguridad y salud de sus trabajadores.

La regulación de la forma de actuación del empresario la encontramos en el Art. 15.1 de la LPRL, donde nos indica que el empresario:

  • Aplicará las medidas que integran el deber general de prevención respetando los siguientes principios:

   Evitar los riesgos.

   Evaluar los riesgos que no se pueden evitar.

   Combatir los riesgos en origen.

   Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de produccción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud.

   Tener en cuenta la evolución de la técnica.

   Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro.

   Planificar la prevención, buscando un conjunto coherente que integre en ella la técnica, la organización del trabajo, las condiciones de trabajo, las relaciones sociales y la influencia de los factures ambientales en el trabajo.

   Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual.

   Dar las debidas instrucciones a los trabajadores.

  • Tomará en consideración las capacidades profesionales de los trabajadores en materia de seguridad y de salud en el momento de encomendarles las tareas.

 

  • Adoptará las medidas necesarias a fin de garantizar que sólo los trabajadores que hayan recibido información suficiente y adecuada puedan acceder a las zonas de riesgo grave y específico.

 

  • Tendrá en cuenta que la efectividad de las medidas preventivas deberá prever las distracciones o imprudencias no temerarias que pudiera cometer el trabajador. Para su adopción se tendrán en cuenta los riesgos adicionales que pudieran implicar determinadas medidas preventivas, las cuales sólo podrán adoptarse cuando la magnitud de dichos riesgos sea substancialemente inferior a la de los que se pretende controlar y no existan alternativas más seguras.

 

  • Podrán concertar operaciones de seguro que tengan como fin garantizar como ámbito de cobertura la previsión de riesgos derivados del trabajo, la empresa respecto de sus trabajadores, los trabajadores autónomos respecto a ellos mismos y las sociedades cooperativas respecto a sus socios cuya actividad consista en la prestación de su trabajo personal.

                                      

 

Equipo de protección individual.

    Se entiende por equipo de protección individual: ”Cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin".

 Según el Art.17.2, de la LPRL, los empresarios deberán proporcionar a los trabajadores equipos de protección individual adecuados, así como vigilar el uso correcto y efectivo de los mismos.

    Han de utilizarse cuando los riesgos no se puedan evitar por medio de técnicas de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo.

    Para utilizar estos equipos es necesario respetar unas reglas básicas, teniendo en cuenta las condiciones tanto del trabajo, como del trabajador. Los equipos han de estar adecuados al riesgo, a las condiciones del lugar, a las exigencias ergonómicas y al portador. Tienen que poseer una serie de características conforme a todo lo que les rodeará en el puesto de trabajo específico donde serán usados.

                               

 

¡Importante!  Equipo de protección individual:  cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado
por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su
seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.


Información y Formación.

    El deber de información ha de darse a los trabajadores mediante sus representantes, pero también han de recibirla directamente. La información colectiva se aportará cuando existan riesgos en la empresa. Por otra parte la información individual nos indica que, según el Art. 18.2 LPRL. “Se deberá informar directamente a cada trabajador de los riesgos específicos que afecten a su puesto de trabajo y de las medidas de protección y prevención aplicables a dichos riesgos”. Las medidas de protección individual complementarán siempre a las colectivas y en ningún caso las sustituirán.

    Por otra parte encontramos que, junto a esta obligación de información, existe otra de carácter general que se centra en la formación de los trabajadores antes y durante el desempeño de sus funciones. Asegurando así la adquisición de los conocimientos para posteriormente utilizar y aprovechar las medidas preventivas adoptadas, teniendo en cuenta a su vez, los medios materiales a utilizar. En cualquier puesto de trabajo, por ínfimo que parezca, el riesgo es existente, así que siempre hay que tener una serie de precauciones que debemos conocer.

    El empresario está obligado en todo momento a impartir una formación suficiente y adecuada para el desempeño de diversas funciones. Existen dos partes: la colectiva, formando a representantes de los trabajadores; y la individual, formando a cada trabajador. Pudiendo impartirse tal formación tanto dentro como fuera del horario laboral, respetando en todo momento los derechos que el trabajador tiene como tal.   

    El art.14 LPRL se refiere a la protección frente a los riesgos laborales donde existe una responsabilidad directa y exclusiva. La responsabilidad empresarial tanto administrativa como civil deriva de su incumplimiento de falta de formación, y es directamente imputable al empresario. Por lo tanto de forma general el empresario será el responsable ante un incumplimiento de la legislación laboral.

    Solo y excepcionalmente en los supuestos de contratación con una Empresa de Trabajo Temporal (en adelante E.T.T.), la responsabilidad será compartida. La formación en materia preventiva no solo es un derecho del trabajador, sino también una obligación que éste asume desde el momento en que firma el contrato de trabajo. Esta responsabilidad disciplinaria no excluye otras de índole civil o administrativa.

                                            



La vigilancia de la salud de los trabajadores.

    El art. 22 LPRL- Obliga al empresario a la realización de una “comprobación de resultados”, o comprobación periódica de la seguridad y salud de los trabajadores, con el objeto de posibilitar la introducción de las modificaciones y mejoras, para proteger de una forma constante y continua la seguridad y salud de los mismos, mediante una “vigilancia periódica”, la negociación colectiva regulará dicha periodicidad, que sobrepasará el marco temporal de la relación laboral “más allá de la finalización de la relación laboral cuando la naturaleza de los riesgos los haga necesario”. Éste deber de vigilancia de la salud, debe cumplirse con una “rigurosidad técnica”, y ha de realizarse por “personal sanitario con competencia técnica, formación y capacidad acreditada”, según el art. 22.6 LPRL. La información sobre la salud será confidencial y recogida contando con la voluntariedad del trabajador, cediendo este principio ante tres supuestos:

• Cuando resulte imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores. Cada puesto de trabajo tiene unas características propias y unos riesgos inherentes a sus funciones, por lo que hay que asegurar la salud general de todos los trabajadores estudiando cada puesto en particular.

• Cuando el estado de la salud del trabajador pueda constituir un peligro, tanto para él mismo como para el resto de los trabajadores de la empresa. Hay que evitar que la salud de uno de los trabajadores perjudique a todos los demás.

• Los reconocimientos médicos que hayan sido legalmente declarados obligatorios en aquellas actividades que revistan de una especial peligrosidad y toxicidad. Ya que existen trabajos que por sus particulares características están más expuestos a riesgos más dañinos, por lo que hay que aplicar un estudio y control especial.

    El empresario tiene derecho a “recibir la información de los resultados obtenidos del reconocimiento médico efectuado”, donde se indicará si el trabajador es o no apto para desempañar el puesto de trabajo asignado. Esta información debe ser confidencial, no pudiendo ser utilizada con fines discriminatorios ni en perjuicio del trabajador. Lo único que un empresario necesita saber, en lo relacionado con su empresa, es si ese trabajador puede o no puede trabajar, nada más, y eso lo consigue con la definición de apto o no apto.

                                           



Si desea obtener un acceso sin restricciones a los contenidos del curso de Prevención de Riesgos Laborales y disfrutar de todas las herramientas del aula virtual (Videos explicativos streaming, acceso a los foros, chat, ejercicios resueltos, la ayuda del tutor, audioconferencia, estudio de grabación, test y actividades de autoevaluación, etc...) puede inscribirse completamente gratis y comenzar a realizar de forma inmediata el curso.