Tu portal de
formación online

Infórmate
Inicio » Catálogo » Curso de Prevención de Riesgos Laborales » TEMA 3. LA SEGURIDAD EN EL TRABAJO.

Curso de Prevención de Riesgos Laborales

TEMA 3. LA SEGURIDAD EN EL TRABAJO.



Introducción.

    Los elementos físicos, químicos, biológicos, sociales y culturales que forman parte de cada individuo es lo que consideramos ambiente de trabajo.

    Si el trabajo no se controla debidamente puede derivar en consecuencias negativas en muchos ámbitos.

    Como elementos más importantes dentro del trabajo humano podemos encontrar: la tecnificación y la organización del mismo. El primero posee diversos efectos positivos, a no ser que su descontrol provoque lo contrario, es decir, efectos negativos en la integridad física de los trabajadores, principalmente provocando accidentes.

    Para evitar que se produzcan los accidentes, errores, incidentes o averías, se busca mediante la seguridad identificar los riesgos y, a poder ser, evitarlos.

    Existen muchos tipos de riesgos en el ámbito laboral, como las herramientas, las máquinas, la electricidad, los incendios, etc. por lo que hay que buscar todas las opciones posibles para eliminar o minimizar dichos riesgos.



El lugar de trabajo.

    En el RD 486/97, de 14 de abril, encontramos las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo. Según el Real Decreto la definición más acertada de lugar de trabajo es: "las áreas del centro de trabajo, edificadas o no, en las que los trabajadores deban permanecer o a las que puedan acceder en razón de su trabajo”. Los servicios higiénicos y locales de descanso, los locales de primeros auxilios y los comedores, las instalaciones de servicio o protección anexas a los lugares de trabajo, están incluidos aquí.

    Las medidas de seguridad han de estar presentes desde el proyecto inicial de las instalaciones, teniendo siempre en cuenta las actividades que se van a desarrollar, el número de trabajadores, la máquinas y los equipos de trabajo, entre otros factores. Si no conocemos todas estas variables, y se realiza un mal diseño o se encuentran deficiencias en los lugares de trabajo, corremos el riesgo de sufrir accidentes laborales.

                                                          

    Para que las condiciones de seguridad sean las adecuadas tenemos que saber que los accidentes más comunes se producen por:

Caídas al mismo nivel:

    Resbalones o tropiezos, debido a suelos deslizantes, manchas de aceite, calzado inadecuado, etc. Otras causas pueden ser suelos irregulares o la presencia de diversos objetos, la iluminación, gases, falta de oxígeno, etc.

Caídas a distinto nivel:

    Se suelen producir en escaleras, huecos, ventanas o desde plataformas o superficies elevadas. Son muy peligrosas ya que, como vemos en la fotografía, un simple escalón puede provocar daños importantes.

 

                                                     

Otros:

• Pisadas sobre objetos:

    Las consecuencias son torceduras, cortes e incluso pinchazos, dependiendo del trabajo realizado.

• Choques contra objetos inmóviles:

    Esquinas, obstáculos o partes que sobresalen de las máquinas o el mobiliario.

 • Choques contra objetos móviles:

    Pueden ser elementos móviles de las máquinas o medios de transporte, entre otros muchos.

• Atropellos con vehículos:

    Frecuentes en zonas de carga y descarga, en espacios donde hay tráfico de vehículos a motor, especialmente cuando la delimitación de las vías y la señalización no sean adecuadas.

• Caídas de objetos por desplomes:

    Apilamiento indebido de materias primas o productos, defectos en la estructura de los edificios, etc.

    Normalmente los accidentes pueden ser evitados si nos preocupamos por conocer los peligros del entorno y aplicar medidas preventivas.

               

Medidas preventivas.

    Al hablar de medidas preventivas tenemos que tener en cuenta diversos elementos como: distancias, almacenaje, materias primas, dimensiones y obstáculos, iluminación, mantenimiento, circulación, calzado y protección.

• Distancias de seguridad:

    Las máquinas deben guardar las distancias de separación para que los trabajadores tengan el suficiente espacio como para realizar el acceso y los movimientos necesarios en su puesto.

• Almacenaje:

    Hay que intentar combinar el espacio con la seguridad, valorando que los pisos bajos siempre son más seguros, mientras que en los pisos altos hemos de tener más cuidado, entre otras cosas, con la distribución del peso.

                                                           

• Materias primas:

    Hemos de encontrar facilidad para que las materias primas lleguen al punto de trabajo, que no existan obstáculos. También los productos acabados y los materiales de desecho han de poder ser retirados sin alterar los movimientos de los trabajadores.

• Pasillos y escaleras:

    Serán de dimensiones adecuadas y libres de obstáculos, facilitando el tránsito por ellos de los trabajadores y equipos utilizados en el trabajo.

• Obstáculos:

    Es recomendable señalizar las esquinas y los obstáculos fijos, así como todas las situaciones temporales, que supongan un riesgo para la seguridad en la empresa.

• Iluminación:

    Hay que tener en cuenta si se trata de zonas de circulación, de locales de uso habitual u ocasional, de las exigencias visuales de las tareas que se llevan a cabo.

• Mantenimiento:

    Los edificios y las instalaciones laborales en general han de mantener un estado de conservación adecuado.

• Circulación:

    Los pasillos de circulación de los trabajadores han de ser distintos a los de circulación de vehículos, señalizando los dos correctamente y procurando que las recomendaciones se cumplan en todo momento fomentando así el espíritu preventivo que ha de estar siempre presente en la empresa.

                                       

• Calzado:

    Los suelos no deben ser resbaladizos y los trabajadores deben usar el calzado adecuado. Como siempre, las características concretas de cada empresa nos ayudarán a definir los medios de protección más adecuados.

• Protección:

    Sobre todo en los huecos de suelos y paredes con riesgo de caída de materiales o personas.

¡Importante!  Lugar de trabajo: Áreas del centro de trabajo, edificadas o no, en las que los trabajadores deban permanecer o a las que puedan acceder en razón de su trabajo.


Si desea obtener un acceso sin restricciones a los contenidos del curso de Prevención de Riesgos Laborales y disfrutar de todas las herramientas del aula virtual (Videos explicativos streaming, acceso a los foros, chat, ejercicios resueltos, la ayuda del tutor, audioconferencia, estudio de grabación, test y actividades de autoevaluación, etc...) puede inscribirse completamente gratis y comenzar a realizar de forma inmediata el curso.