Knowledge Habilidades Personales Habilidades Personales
Esta píldora formativa está extraída del Curso online de Estrategias para Desarrollar la Resiliencia

Una persona con depresión suele tener más pensamientos negativos e irracionales. Por ejemplo, supongamos que una persona está deprimida y se siente acomplejada por el peso que ha ganado desde entonces. Sale a la calle y se obsesiona porque siente que la están mirando a ella y que la miran por su supuesto sobrepeso. Esto sería considerado un pensamiento irracional. Está afectado por diversas creencias negativas que una persona tiene sobre sí misma.

Las creencias y pensamientos irracionales son creencias basadas en sesgos, es decir, una manera superficial de analizar la realidad e incompleta. Suelen ser creencias totalmente alejadas de la realidad, ya que se detienen solo en las dificultades y no valoran sus aspectos positivos, o simplemente no tienen en cuenta todos los factores.
Son creencias del estilo "Nadie me va a querer nunca", "Seguro que se van a meter conmigo", "La gente es cruel", "Caigo mal a la gente", "Soy gordo e inútil", etc.

 

Análisis de creencias y pensamientos irracionales
Imagen: https://www.flickr.com/photos/sobizarreshots/

¿Cómo poner en reflejo estas creencias y pensamientos irracionales? Se sugiere llevar a cabo el siguiente procedimiento:

1-Busca un bloc de notas
Coge un bloc o una libreta y escribe todos los pensamientos que estén pasando por tu cabeza. Piensa sobre tus creencias, sobre ti mismo, qué es lo que piensas sobre ti y sobre el entorno. Escribe qué sientes que el entorno piensa de ti.
2-Analizar la evidencia de esos pensamientos
Hay que someter a debate todos esos pensamientos que has escrito. Haz preguntas como las siguientes: ¿Qué evidencias tengo acerca de que lo que estoy pensando es cierto? ¿Tengo alguna prueba de ello? ¿Estoy generalizando a partir de algunos hechos aislados? ¿Existen otras posibles alternativas? ¿Cuáles son? Muchos pensamientos no pasarán el filtro de la evidencia, pero otros quizás sí. Para ello pasaríamos a la siguiente etapa.
3-Gravedad de los pensamientos
Vamos a suponer que estos pensamientos son ciertos. Es el momento de analizar la gravedad de estos. Para ello, nos haremos preguntas como las siguientes: ¿Cómo de grave es? ¿Realmente es tan grave como pienso? ¿A cuántas áreas de mi vida afectarán las consecuencias? ¿Les ha ocurrido a otras personas? ¿Han sobrevivido? Una vez realizado este análisis, es posible que se llegue a la conclusión de que esas creencias y pensamientos que tenemos no son tan graves y que podemos seguir haciendo nuestra vida y luchar por alcanzar nuestras metas.
4-Utilidad de los pensamientos
Vamos a suponer que esos pensamientos sí son graves. Pero ¿de qué nos sirve pensarlos? ¿nos va a solucionar algo en la vida pensar en todo eso, o solo hace que nos sintamos mal? ¿cómo puedo afrontar esos pensamientos y quién puede ayudarme? Debemos poner solución a esos pensamientos si son relacionados con problemas reales y graves. Si no, nos afectarán y terminaremos cayendo en la depresión.
Evolucionar los pensamientos irracionales
 

Esta píldora formativa está extraída del Curso online de Estrategias para Desarrollar la Resiliencia.

Amplía tus conocimientos con el Curso Online de Estrategias para Desarrollar la Resiliencia

Puedes continuar ahora la formación matriculándote en el curso, o si lo prefieres, consultar nuestro catálogo con cerca de 500 actividades formativas acreditadas.

Benefíciate del crédito para formación bonificando el curso.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web y personalizar el contenido de los anuncios. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información