Entrar al aula
×

El modelizador de geoprocesos en gvSIG

Utilidad de un modelo

Otra de las funciones de la Caja de herramientas que ofrece grandes posibilidades al usuario de gvSIG es su modelizador. Trabajando con él podemos encadenar varios algoritmos gráficamente y crear un proceso mayor que incluye varios geoprocesos.

El potencial del modelizador es la capacidad de poder construir nuestro propio geoproceso a partir de otros, de forma visual y tan elaborado como queramos. Con su uso conseguimos un ahorro de tiempo y esfuerzo si necesitamos repetir manualmente largos flujos de trabajo con procesos enlazados.

Los modelos construidos por nosotros pueden ser guardados para volver a ser utilizados incluso aplicando un procesamiento por lotes. A todos los efectos es como si fuesen un geoproceso más dentro de nuestra Caja de herramientas. La representación visual que ofrece el modelizador sobre flujo de datos entre los distintos algoritmos contenidos hace que sea especialmente sencillo realizar modificaciones para adaptar el modelo a nuevos propósitos.

Imagina que tienes una capa con una polilíneaTramo de vectores rectos con tres o más vértices. que representa el trazado de un río y necesitas calcular el Índice de sinuosidad en varios tramos de 1 km a lo largo del cauce.



Existe un geoproceso en la Caja de herramientas llamado Propiedades geométricas de las líneas que calcula este índice y lo guarda en una columna de la tabla de atributos. Pero antes es necesario tramificar esa línea en longitudes de 1.000 metros y para ello necesitamos utilizar dos algoritmos.
Primero Convertir líneas en puntos equiespaciados, que sitúa puntos a lo largo del trazado del río de acuerdo a una distancia especificada (cada 1 km).
Una vez hecho esto podemos usar Fragmentar líneas con capa de puntos para partir la línea justo donde se localizan esos puntos.
Como puedes ver el flujo de trabajo exige utilizar una capa vectorial inicial y tres geoprocesos de gvSIG. Quizás sea interesante construir un geoproceso con esos elementos para que todo el desarrollo se realice de manera automatizada. Más aún si tienes que hacer este trabajo varias veces con otras capas.

  

Ejemplo de un modelo con flujo de algoritmos realizado mediante el Modelizador gráfico.

Para crear un nuevo modelo, desde la caja de herramientas de geoprocesos, despliega el árbol de algoritmos y en el grupo Modelos haz doble clic en Crear nuevo modelo.
El interfaz de la ventana Modelizador se presenta de la siguiente forma.

Entradas y Procesos

El panel situado a la izquierda se divide en dos solapas. En cada una de ellas deberás indicar al menos un elemento de entrada y generalmente dos o más procesos con los que trabajar:

  • Entradas. Presenta, agrupados en un árbol desplegable, el listado de los elementos de entrada disponibles que pueden ser utilizados en nuestro modelo: Capas, valores campos y tablas y otros.

  • Procesos: Lista todos los algoritmos disponibles para construir nuestro modelo.
El lienzo
Es el espacio de trabajo donde se ve de forma gráfica la estructura del modelo planteado, con el flujo de datos que sigue.

Las herramientas del modelizador
Es el espacio de trabajo donde se ve de forma gráfica la estructura del modelo planteado, con el flujo de datos que sigue.

  •  Fichero: Permite crear un nuevo lienzo, abrir uno existente, guardar y guardar como. La extensión de los archivos de modelos es .model.
  •  Editar: Permite editar un elemento del modelo.
  •  Quitar: Permite eliminar un elemento del modelo.
  •  Usar grid: Permite visualizar y definir una rejilla de puntos en el lienzo.
  •  Botones de zoom: Permite cambiar el zoom dentro del lienzo.

  ¿Cómo crear un modelo?

Construir un modelo implica indicar los datos de entrada con los que trabajará y definir el flujo de datos seleccionados por el usuario y los generados por cada uno de los algoritmos y que alimentan los procesos del modelo.

Observa el ejemplo de la imagen que muestra el flujograma de un sencillo modelo que calcula el índice de sinuosidad de una red.

Esquema del flujo de datos de un modelo.

En el modelo participan tres geoprocesos (mostrados en gris): Convertir líneas en puntos equiespaciados, Fragmentar líneas con capas de puntos y Propiedades geométricas de las líneas. El modelo necesitamos alimentarlo con unos datos de entrada, en este caso una capa de líneas (la caja blanca con un símbolo +).

El proceso que realiza es el siguiente: a partir de una capa de líneas (1) se crea una capa de puntos equidistantes a lo largo de trazado (2). Esta capa es utilizada para dividir las líneas en la posición donde se encuentran los puntos (3). El resultado de este geoproceso alimenta el geoproceso final (4) que calcula las propiedades geométricas (longitud e índice de sinuosidad) de cada tramo de línea y genera un nuevo archivo con los tramos donde guarda los valores en dos campos de la tabla de atributos.

En una capa de líneas para cada tramo geométrico el índice de sinuosidad se calcula dividiendo la longitud del arco (x) por la longitud de la cuerda (y).

  

El primer paso para definir el modelo es fijar qué datos de entrada se necesitarán. Haciendo doble clic sobre uno de ellos en la pestaña Entrada se abre su ventana de propiedades.

 

Doble clic para acceder a las propiedades de un dato de entrada.

 

Cada tipo de entrada tiene unas propiedades diferentes. En la imagen, por ejemplo, se muestran las propiedades para la entrada de una capa vectorial que hemos precisado que deberá de ser de tipo línea. Además, hemos indicado que debe ser una capa de entrada obligatoria para que el modelo funcione.

 

Añadir una capa vectorial de entrada a un modelo.

El desplegable de color nos ayuda a seleccionar un color con el que se representará el elemento en el lienzo. Esto puede ayudarnos a comprender mejor el diagrama cuando sea muy grande y complejo.
Pulsando Aceptar se añade al lienzo una caja representando los datos de entrada. Puedes añadir tantos datos de entrada como necesite su modelo.

 

 

El siguiente paso será especificar qué geoprocesos intervendrán en el modelo. Para añadir un geoproceso al diagrama primero despliega el árbol de geoprocesos de la pestaña Procesos o realiza una búsqueda en la caja de textos Buscar y haz doble clic sobre el o pulsa el botón Añadir.

La ventana de propiedades variará según el proceso elegido. En todas puedes añadir una descripción en la caja de textos Descripción. Podrás introducir una descripción para el resultado de salida del proceso e indicar si deseas que esa salida se incorpore a la vista al acabar de procesar el modelo marcando Conservar como resultado final.

Añadiendo el primer algoritmo al modelo.

Si este proceso no es el final del proceso quizás no necesitarás conservar los datos intermedios que se generan, ya que solo te interesará tener una capa con el resultado último de todo el geoproceso.

Añadiendo el segundo algoritmo al modelo.

Finalmente, pulsa en Fichero... → Guardar como para guardar tu modelo en la carpeta models de gvSIG.

 

Ve a la ventana de Configuración de la caja de herramientas de geoprocesos y en el grupo Modelos pulsa en el botón Carga modelos.

Añadiendo el modelo al árbol de geoprocesos.

 

El modelo ahora ya está añadido al árbol de geoprocesos y podrás utilizarlo haciendo doble clic sobre él.

El nuevo modelo se ha añadido al árbol de la caja de herramientas dentro del grupo Modelos.
Recuerda que los modelos que crees a todos los efectos funciona como si fuesen un geoproceso más de la Caja de herramientas, pudiendo realizar con ellos un procesado por lotes, por ejemplo.
Completa el crucigrama con términos relativos al geoprocesamiento con gvSIG.