Knowledge Prevención de Riesgos Prevención de Riesgos
Este material didáctico forma parte del Curso online de Higiene Postural y Espalda Sana

Dolor de espalda y absentismo laboral

"Está de baja por que le duele la espalda", ¿quién de nosotros no hay escuchado nunca esta frase?. El dolor de espalda que no se debe a una enfermedad concreta se denomina lumbalgia inespecífica, y es la primera causa de absentismo laboral, afectando en algún momento de la vida a casi un 80% de la población (EFE; Madrid, 17/04/2001).

Podríamos decir que la espalda es esa gran desconocida que a muchos les amarga la vida con dolores diversos de desconocida procedencia que se hacen insoportables, pero que también es la gran amiga de muchos que buscan el descanso a costa de un dolor inexistente. A pesar de la extensa variedad de estudios que nos encontramos en la literatura, de la gran cantidad de pruebas médicas y aparatos al servicio del traumatólogo, la medicina general es aún hoy incapaz de demostrar la inexistencia clara de una dolencia de espalda en un paciente aquejado de dolor.

 

 

En el artículo de S. J. LINTON en la Revista de la Sociedad Española del Dolor, Vol. 6, N.º 5, Septiembre-Octubre 1999, nos encontramos con multitud de datos que explican por si mismos la problemática del dolor de espalda en nuestra sociedad, veamos algunos como muestra:

Dolor de espalda y repercusión económica 
El dolor de espalda y de cuello son las principales causas de los gastos asociados a las bajas por enfermedad, las indemnizaciones y las jubilaciones anticipadas en el mundo occidental (Nachemson, 1992; Skovron, 1992; Waddell, 1996)
Caso específico de las lumbalgias 
En Estados Unidos se estima que el coste del tratamiento de las lumbalgias asciende a varios miles de millones de dólares y Deyo y cols. (1991) han declarado que el gasto asociado a las lumbalgias es seis veces mayor que el de las enfermedades relacionadas con el SIDA.
Efectividad de las políticas recientes 
Los datos epidemiológicos de Finlandia indican que, pese a los cambios en la legislación, la economía, el mercado de trabajo, etc., la prevalencia del dolor de espalda se ha mantenido más o menos constante en los últimos 15 años (Leino y cols., 1978).
Tiempo de recuperación real 
Estudios recientes han demostrado que casi el 95% de las personas se reincorporan al trabajo en un plazo de 6-12 semanas (Reid y cols., 1997), lo que ha llevado a la falsa creencia de que las personas con dolor agudo de espalda suelen “recuperarse” en ese plazo de tiempo. Por el contrario, algunos estudios longitudinales demuestran que los pacientes pueden seguir sufriendo un dolor considerable 6-12 meses después de solicitar asistencia sanitaria debido a un episodio agudo (Von Korff, 1994; Linton y Halldén, 1997).
Dolor de espalda y PIB 
Un estudio reciente de los Países Bajos ha aclarado considerablemente esta cuestión. Van Tulder y cols. (1995) estimaron que el coste del dolor de espalda representaba, por sí solo, el 1,7% del PIB, pero sólo el 7% del gasto se destinaba a asistencia sanitaria. Los costes indirectos del ausentismo y la discapacidad constituían el 93% del coste total. Por consiguiente, aunque los costes médicos ascendían a 368 millones de dólares, los costes indirectos asociados a la indemnización de los trabajadores se disparaban a 4.600 millones de dólares. ¡El absentismo causado por el dolor de espalda costaba a los Países Bajos una media de 1,5 millones de dólares por hora!

Esto son solo algunos ejemplos que nos permiten concluir, si nos preguntamos, tal y como se hace en este estudio, quién se beneficia del dolor de espalda, que nadie se beneficia realmente. A quien le duele la espalda de verdad, sufre. A quien no le duele y finge dolor, estafa. Y en cualquiera de los dos casos todos "estamos convalecientes", los que tenemos que sufragar los costes sociales del dolor (ciudadanos de a pie y empresas) y los que realmente lo padecen.

El dolor de espalda se ha convertido en algo tan común que la medicina general encuentra grandísimas dificultades cuando se trata de descubrir su no existencia.

 

Repercusiones socio-económicas del dolor de espalda
 

 

 

Este contenido didáctico abierto está extraído del Curso online de Higiene Postural y Espalda Sana.

Amplía tus conocimientos con el Curso Online de Higiene Postural y Espalda Sana

Puedes continuar ahora la formación matriculándote en el curso, o si lo prefieres, consultar nuestro catálogo con cerca de 400 actividades formativas acreditadas.

Benefíciate del crédito para formación bonificando el curso.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web y personalizar el contenido de los anuncios. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información