Entrar al aula
×

Desplegar máquinas virtuales con VMWare

Una máquina virtual se puede desplegar de muchas formas:

El proceso de creación ya lo conocemos y se compone de los pasos necesarios para dotar de hardware a la máquina que estamos definiendo. Una vez definida un sistema operativo dentro de esa máquina virtual se ocupaba ya de dar servicio. Esta tarea es sencilla y no requiere mucha información, pero si queremos desplegar un buen número de ellas esta labor se puede simplificar considerablemente si utilizamos plantillas. La clonación de máquinas genera una máquina idéntica a la original.

Anotación
El proceso de clonación duplica las características: nombre del equipo y dirección IP si la tiene fija, por lo que debemos tener cuidado de reservarlas a entornos de pruebas antes de ponerla en producción.

Creación de máquina virtual

Ya conocemos los pasos pero los repetiremos porque ahora conocemos muchas más cosas de lo que nos va a preguntar el asistente. Indicamos que queremos crear una nueva máquina:

Indicamos un nombre y la ubicación:

Será otro Windows XP para nuestro Datacenter. Ahora debemos indicar a qué recurso se lo asignamos:

Será a nivel del clúster con DRS. Seguimos para indicar dónde se almacenará:

Por ejemplo en nuestra red de almacenamiento de red "NFS". Como todos nuestros servidores son de la versión 6, indicaremos:

Será el nivel de compatibilidad máximo ya que todos son iguales en nuestro caso. Toca el turno de definir el sistema operativo:

Será un Windows XP, donde ajustará los parámetros de memoria y disco acordes a los requisitos del sistema operativo seleccionado.

Podemos modificar aquí esos parámetros. Finalizamos el asistente y tendremos nuestra máquina lista.

Despliegue a través de las plantillas

Hemos creado una máquina virtual desde cero, pero sería interesante tener plantillas con unas especificaciones y que podamos crear máquinas virtuales a partir de estas plantillas (vamos, un copiar-pegar). Veamos otra vez el asistente para seleccionar que la despliegue a partir de una plantilla:

Seleccionamos ahora la plantilla:

Pero vemos que no hay ninguna, así que debemos crear una nueva:

La creación es muy sencilla, seleccionamos la máquina virtual que queremos que se comporte como una plantilla y con el botón derecho seleccionamos "converto to template". Repetimos el asistente anterior y ahora si tenemos una plantilla para seleccionar:

Dejaremos las demás opciones por defecto. Opcionalmente podemos variar algún parámetro de la máquina virtual o del hardware de la plantilla por si queremos hacer alguna pequeña variación.

Clonar una máquina virtual

Clonar una máquina virtual significa crear una nueva idéntica a la que seleccionemos. Si vemos el mismo asistente de creación de una máquina virtual:

Seleccionamos ahora la opción de clonar. Indicamos qué máquina queremos clonar:

En la lista de máquinas aparecen ahora tres en lugar de cuatro. Esto es porque una de ellas un "Windows XP" se convirtió a plantilla en el paso anterior.

Los demás pasos para la creación de la copia de la máquina virtual son idénticos. También podemos hacer las operaciones desde el menú contextual:

Si queremos restaurar una maquina virtual que estaba configurada como plantilla a su configuración anterior seleccionaremos:   

Las máquinas virtuales se componen de varios archivos que se almacenan en el datastore. Veamos nuestro datastore NFS que aloja varias máquinas virtuales:

 

Veamos qué es cada uno de los formatos de archivo:

Open Virtual Machine Format. OVF

La plantilla de formato OVF se utiliza para desplegar una máquina virtual preconfigurada en un servidor ESXi. Desde el programa de administración podremos desplegar y exportar máquinas virtuales completas con el sistema operativo ya configurado. La exportación se hace con formato OVF. También podemos desplegar máquinas que tengan ya preconfigurado un software desde nuestro inventario para utilizarse como una aplicación virtual.

Los ficheros OVF pueden encapsular más de una máquina y aplicación virtual.

Hay una maquina virtual para desplegarse en VMware con VCenter instalado. Ahora que ya conocemos como funcionan varios de los mecanismos de VMware puede que sea interesante que el despliegue de VCenter lo hagas a través de la máquina virtual que ya existe en lugar de instalar Windows Server para alojarla.
Aunque en nuestro era imprescindible para alojar en Windows Server: DNS, iSCSI y NFS

Para desplegar a partir de una plantilla OVF iremos:

Para poder administrar bien esta parte debemos instalar el complemento que nos indica del "cliente de integración":

Lo descargamos e instalamos.

Ahora si nos dejará seleccionar una ruta o el archivo OVF:

El despliegue con este formato hace que el proceso de importar máquinas virtuales a nuestro entorno sea un proceso realmente sencillo.