Entrar al aula
×

Origen del Estándar BRC de seguridad alimentaria

La Norma mundial de Seguridad alimentaria de BRC, surge en 1996 cuando los minoristas británicos observaron que aplicando el concepto de "seguridad" a los alimentos y compartiendo sus experiencias, podían desarrollar un sistema para garantizar la seguridad así como controlar los requisitos legales de los proveedores, al mismo tiempo que se les dotaba de una herramienta de trabajo estándar para aplicar en sus empresas a la hora de suministrar a los minoristas británicos.

Ante la ausencia de otros estándares de gestión reconocidos, que abordasen de manera coherente la seguridad alimentaria, los distribuidores comenzaron a obligar a sus proveedores, fundamentalmente de marcas privadas, a implantar los requisitos de los estándares por ellos propugnados, como son BRC o IFS.

La primera edición de la Norma se publicó en 1998. Su éxito fue tal que condujo a la cooperación continuada entre los comercios del Reino Unido, con el apoyo del gobierno Británico para ampliar dicha norma a otras áreas de la alimentación como son estas tres:

La norma se desarrolló bajo la dirección de BRC y sus miembros, junto con la colaboración de representantes de minoristas, fabricantes, entidades de certificación, la entidad británica de acreditación (UKAS) y asociaciones comerciales.

El principal objetivo de la certificación conforme a BRC es afianzar la confianza con el cliente pues este estándar abarca áreas tan importantes como la seguridad del producto (APPCC), la calidad y la legalidad.