Entrar al aula
×

Apariencia gráfica de Scribus

Se caracteriza por una apariencia sencilla, con menos recursos en última instancia que los programas de pago, pero con un rendimiento final muy bien valorado y totalmente funcional. Así, no alcanza todavía los niveles de especificación técnica de sus competidores de código propietario, pero se revela como una herramienta a tener en cuenta, especialmente para quien no pueda (o quiera) pagar las licencias de programas más populares.

 

 

Esta sencillez puede desanimar a profesionales que estén acostumbrados a otro tipo de interface más complejo o sobrecargado, pero adaptarse a Scribus es relativamente sencillo, con interface estandarizado, similar a la mayoría de software existente. Su objetivo no es impresionarte con un elaborado interface, sino resultar útil y práctico, y ofreciendo la posibilidad de automatizar cualquier proceso lento o tedioso.

En esta primera unidad hablaremos de ciertos aspectos de este programa, antes de tenerlo instalado, para dejar claros algunos conceptos que necesitaremos conocer para usarlo.

 

 

¿Para qué sirve Scribus?