Entrar al aula
×

Intervención ante la dificultad en el aprendizaje

Intervención en dificultades específicas en el aprendizaje: Principios Generales

El alumnado con DEAs tiene su dificultad, inherente a su persona y que por ello, está afectado en el desarrollo de procesos, funciones y procedimientos perceptivos y psicológicos directamente implicados en aprendizajes básicos, la Intervención se orientará a:

  1. Desarrollar los procesos perceptivos y psicolingüísticos.
  2. Favorecer procesos y funciones de memoria y de la atención.
  3. Trabajar estrategias de aprendizaje y metacognición.
  4. Adecuar la metodología de la enseñanza de la lectura, escritura y matemáticas a las características particulares del alumnado.

Intervención en Dificultades Específicas en el Aprendizaje de la Lectura (DEAL)
Alumnado

En las dificultades de reconocimiento, los programas se dirigirán hacia la corrección y/o refuerzo en habilidades de procesamiento viso-espacial, procesamiento auditivo-fonológicoReferido al sonido o a la descodificación de sonidos necesarios para la comprensión de palabras. , en recursos de atención y memoria, así como en desarrollo de lenguaje y vocabulario. Todo ello con las variantes de intervención según las bases fonológica o visual de los aprendizajes. Algunas tareas comunes son:

Señalar las características semejantes y diferentes de pares de letras o grupos silábicos: b-d, p-q, u-n...

Buscar una letra o grupo silábico en un fondo dado: p/ ppbbpbbpdd , pra/ par pra par pra qra

Buscar una letra o un grupo silábico en palabras o pseudopalabras: bra/ cobra, brazo, borde Diferenciar el significado de las palabras homófonas.
Presentar simultáneamente dibujos con las palabras que los designan Método de lecturas repetidas

Supresión paulatina de palabras en párrafos

Lectura modelada por profesor

Lectura y escritura conjunta

Colorear diferentes partes de la estructura de la oración

Identificar oraciones con dibujos

Lectura en voz alta con feedback

Preparar y acomodar los esquemas y conocimientos necesarios para la comprensión del texto

Clasificar tipos de textos, reflexión, análisis y predicción sobre el contenido de los mismos

Profesorado

El profesor hará uso de una metodología activa y adecuada tanto a las dificultades que tiene en el área concreta, como al resto de características individuales.

Los programas y actividades deben ser adaptados por los profesionales a las características específicas de los alumnos (edad, desarrollo, conocimientos, etc.) y a las condiciones en las cuales vayan a desarrollarse. Se impone desde luego, una evaluación inicial del alumno y una nueva evaluación que permita comprobar los resultados.

Familia y contexto

Las recomendaciones, fundamentalmente, se dirigen al establecimiento y desarrollo de colaboración con el Profesorado, buscándose objetivos comunes. Desde esta coordinación, la Familia puede tener un mayor protagonismo en la ejecución de programas de apoyo lector (animación y comprensión a la lectura), prestar atención a la conducta de su hijo en tareas lectoescritoras (problemas perceptivos visuales o auditivos, interés y motivación, …), generar ambiente favorable a la lectura como actividad estimulante y placentera, animando a su hijo en el proceso de aprendizaje y apoyándolo en sus limitaciones.

Desde un punto de vista operativo, se deberá establecer un protocolo de actuaciones en casa, con relación a las que se realizan en el Centro, a fin de reforzar habilidades morfosintácticas, semánticas, de atención y de rendimiento de trabajo. En este sentido podría estar indicado que estos programas de refuerzo, en función de la disponibilidad familiar, se realizara con el concurso de academias o clases particulares, siguiendo los elementos de coordinación ya establecidos.

Intervención en Dificultades Específicas en el Aprendizaje de la Escritura (DEAE)

Los aprendizajes de la escritura y lectura son simultáneos, compartiendo ambos, procesos y estrategias que sirven de mutuo soporte e influencia. Siendo que las dificultades que en uno se presenta, también tenga sus efectos en el otro, sus intervenciones psicopedagógicas y los programas aplicados, van a tener efectos y resultados con reciprocidad. Así, de la misma manera que en la lectura, citaremos actuaciones en la recuperación de la forma de letras y palabras (disgrafías) y en la composición escrita.

Intervención en las disgrafías

De manera general, un programa de refuerzo de la expresión escrita puede servir de instrumento de trabajo sistemático, tanto a profesores como a padres.

Relajación global y segmentaria Coordinador sensorio-motriz
Esquema corporal, lateralidad y organización espacio-temporal Independencia brazo-mano
Coordinación de movimientos manos-dedos Creación de hábitos perceptivo-motores
Escritura rítmica Grafismos continuos
Forma, tamaño e inclinación Materiales de apoyo físico
Intervención en la composición escrita

Toda construcción o composición conlleva los procesos de planificación (información, elaboración de un plan de escritura), traslación (producción de texto consistente con el plan, bien estructurado en lo gramatical y expresivo) y revisión (evaluación y revisión de errores o edición). De acuerdo a ello, cualquier intervención ha de considerar estos aspectos:

Antes de escribir
  • 1. Planificación:
    • 1.1. Conocimientos sobre el lector.
    • 1.2. Conocimientos sobre el tema.
    • 1.3. Establecimientos de objetivos (informar, emocionar, convencer, etc.).
    • 1.4. Generación de ideas.
    • 1.5. Evaluación de las ideas generadas en función del lector y los objetivos.
    • 1.6. Organización de ideas evaluadas en función del lector y de los objetivos.
  • 2. Escritura.
Después de la escritura
  • 3. Revisión:
    • 3.1. Detección de errores.
    • 3.2. Corrección de errores.
  • 4. Metacomposición.
Intervención en las Dificultades Específicas en el Aprendizaje de las Matemáticas (DEAM)
Alumnado y Profesorado
En el Alumnado, los programas y actividades a realizar, se han de estructurar y organizar sobre la base de los siguientes elementos.
  • Debemos motivarlos, mostrándoles que tienen talentos y aptitudes en otras materias, haciéndoles entender que solamente tienen dificultades en las matemáticas y que las podrán ir superando poco a poco con paciencia y esfuerzo. Tenemos que ayudarles a desarrollar al máximo sus capacidades pero siendo siempre realistas ante las expectativas.
  • Cuando se trata de niños en edad escolar, debemos animarles a visualizar los problemas de matemáticas y darles el tiempo suficiente para entenderlos.
  • Es muy positivo realizar dictados y copiados de números, así como utilizar el juego como medio para realizar cálculos. Llevar la puntuación de un partido de baloncesto o de tenis supone un ejercicio muy beneficioso para ellos.
  • Utilizar estrategias cognitivas que faciliten el cálculo mental y el razonamiento visual.
  • Hay que comprender el mecanismo de las operaciones y llegar a entender para qué sirven. Pongamos ejemplos, tratando de relacionar los problemas a situaciones de la vida real.
  • Realizar todo tipo de actividades que permitan adquirir habilidad en la utilización de relaciones cuantitativas. Puede ser necesario empezar por un nivel básico no verbal, comenzando por los principios de cantidad, tamaño, orden, espacio y distancia.
Familia

En los aprendizajes matemáticos, podría ser oportuno que la familia siguiera una línea de acuerdo a los puntos:

  • Hacer significativa cualquier actividad de aprendizaje, sobre la base de experiencias concretas con su hijo.
  • El principal vehículo de esa relación y aprendizaje debe ser el juego y asociarse actividades placenteras e interesantes.
  • Favorecer actividades de desarrollo del vocabulario, de la atención sostenida y de la memoria de trabajo, relacionadas con habilidades matemáticas.
  • Prácticas de contar que faciliten su automatización, ejercicios de razonamiento lógico y de problemas.
  • Con todo lo que se perseguiría es la conexión con la realidad cotidiana del niño fuera y dentro de la escuela, favoreciendo la aplicabilidad y utilidad de los contenidos y actividades escolares, en los contextos en los que habitualmente se desenvuelve el alumno.

En las dificultades de aprendizaje de las Matemáticas, se aprecia un menor número de programas y actividades específicas de trabajo, salvando los tradicionales cuadernos de seriación, cálculo y problemas.