Tu portal de
formación online

Infórmate
Inicio » Catálogo » Curso de Inteligencia Emocional » Hacia el equilibrio psicológico  

Curso de Inteligencia Emocional

Hacia el equilibrio psicológico  

Equilibrio psicológico
Podríamos decir que conseguir un equilibro psicológico es mantener una estabilidad en relación a las emociones, sentimientos, humor, reacciones psicológicas y físicas frente a propuestas externas, desde el autocontrol manifiesto. Esto se contrapone a la imagen de un individuo excesivamente sensible a lo que le sucede alrededor, con tendencia manifiesta hacia el pesimismo, el desanimo, la afectividad frágil e inestable por situaciones cotidianas a las que reacciona de esta forma. Podemos ver cómo una persona inestable cambia de humor de manera aparentemente inexplicable, tiene variaciones emocionales continuadas y llamativas, pudiendo pasar en breves instantes de la euforia a la tristeza para volver a la euforia.
Los impulsos

    Si nos adentramos en el mundo de los impulsos, también vemos cómo aquí pueden existir desequilibrios, sobre todo en relación con personas impulsivas o explosivas, cuya tensión se eleva por motivos aparentemente nimios, intranscendentes, pero que producen reacciones desproporcionadas, incluso llegando a la agresividad. Nos encontramos frente a personas muy concretas y que pueden sufrir algún trastorno mental.

Personalidad atímica
    Aunque nos parezca una paradoja, en determinados individuos la falta de equilibro es consecuencia de un exceso de equilibrio. Es decir, podemos encontrar a personas que tienen una personalidad atímica, carente de sentimiento, por lo cual su frialdad, falta de compasión, vergüenza, etc. les lleva a carecer de escrúpulo, a ser completamente indiferentes a todo lo que les rodea, sobre todo si personalmente no les afecta en absoluto. Por lo tanto ese equilibrio es sinónimo de frialdad.
Personas abúlicas
En el caso de las personas abúlicas, muy influenciables por todo aquel que les rodea o que ha formado parte de su vida, sobre todo en su etapa juvenil, su inestabilidad tiene mucho que ver con su interés con la imitación de las personas cercanas. Crean ídolos, muchas veces relacionados con familiares, amigos o parejas, y esto les lleva a modificar su forma de vida, adaptándose a lo que más conviene o recomienda la otra parte. Hay una omisión de intereses estables, de forma de vida deseable a medio plazo, lo que deriva en una continua inestabilidad.
Elemento

   No nos gustaría finalizar este apartado sin hablar de las personas inseguras, ya que sus características propias influyen de una forma esencial en su inestabilidad emocional, reflejándose en dudas, ansiedad, sentimientos encontrados y excesivamente variables.

 ¿Cómo podemos conseguir el equilibrio psicológico?

    Vamos a centrarnos en este apartado en los desequilibrios psicológicos que tienen que ver con la personalidad, no con enfermedades mentales. Por lo tanto hablaremos de una personalidad equilibrada.

    Cada uno de nosotros es único, por lo que no es posible una receta mágica que nos lleve a alcanzar un equilibrio psicológico y emocional de forma general. Lo que sí es posible es exponer una serie de factores que influyen de forma determinante en que nos acerquemos a ese equilibrio, basado en un desarrollo autónomo e individual. Vamos a ver a continuación las bases del equilibrio.

Conocernos a nosotros mismos
    Sencillo y extremadamente complicado, se trata del único inicio posible para que cada uno de nosotros alcance el equilibrio. Para ello analizaremos nuestras aptitudes y limitaciones, con la intención de conocer para lo que somos validos y capaces de hacer, así como los aspectos físicos o intelectuales en los que tenemos dificultades. Recordemos el refrán “dime de qué presumes y te diré de qué careces”. Hemos de buscar tanto en nuestro interior, como en el exterior, teniendo presente aspectos como nuestra forma de ser, y valorando de forma crucial los actos y obras que hasta ese momento hemos llevado a cabo, lo que nos dará una idea más concreta y objetiva sobre nuestra situación. Aunque esto es difícil, al ser juez y parte, también es posible apoyarnos en la visión que los que nos rodean tienen de nosotros.
Plantear un proyecto
Si hemos cumplido de forma adecuada la primera base en busca del equilibrio, alcanzaremos el segundo reto del camino: especificar un proyecto vital relacionado directamente con nuestras posibilidades. Si conocemos profundamente nuestras aptitudes, podemos aprovecharlas, corrigiendo y aprendiendo de nuestras limitaciones. Mediante la reflexión llegaremos a alcanzar cuotas elevadas de seguridad, confianza y autocontrol, marcando de forma segura el camino a recorrer, e intentando evitar conductas impulsivas que deriven en el arrepentimiento. Vamos a intentar gobernarnos a nosotros mismos. Es preciso alcanzar un equilibrio entre la cabeza y el corazón, la razón y la emoción, siendo muy conscientes de la importancia de cada uno de ellos, ya que eso nos llevará a solventar los retos que nos planteen o planteemos, de una forma mucho más objetiva, personal, sencilla y equilibrada.
Lo social
    Nos hemos llegado a conocer a nosotros mismos y hemos trazado un proyecto vital, pero nos olvidamos de que el hombre es un animal social por naturaleza que necesita las relaciones sentimentales, sociales, amistosas, familiares con otras personas. En este caso es preciso destacar aspectos a seguir como la sencillez, la tolerancia, flexibilidad, empatía, escucha activa, o la apertura hacia otras personas, que nos ofrecerán diversos puntos de vista y opiniones que nos enriquecen y ayudan a crecer.

    Como vemos, el equilibrio es una mezcla de cientos, incluso miles de factores, de los cuales hemos indicado una breve reseña, que esperamos sea de la utilidad de todos.

La personalidad y el equilibrio.
Si desea obtener un acceso sin restricciones a los contenidos del curso de Inteligencia Emocional y disfrutar de todas las herramientas del aula virtual (Videos explicativos streaming, acceso a los foros, chat, ejercicios resueltos, la ayuda del tutor, audioconferencia, estudio de grabación, test y actividades de autoevaluación, etc...) puede inscribirse completamente gratis y comenzar a realizar de forma inmediata el curso.
Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web y personalizar el contenido de los anuncios. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información × Cerrar